Buscar articulos

Cargando...

lunes, 21 de abril de 2014

El Dr Jorge Boumpadre analiza el proyecto de reforma del codigo penal

El Dr. Jorge Boumpadre es Abogado (Universidad Nacional del Nordeste), Doctor en Ciencias Jurídicas (Universidad Nacional del Nordeste), Especialista en Derecho Penal (Universidad de Salamanca – España, Profesor Titular de la materia  Derecho Penal II (Catedra A) Facultad de Derecho de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Ha escrito varios libros en materia penal. Ha realizado publicaciones en revistas con arbitraje. Es Vicedecano de la Facultad de Derecho, Ciencias Sociales y Políticas de la UNNE.
  Publicado el 15/04/2014 QUORUM - Categoría Gente y blogs Licencia Licencia estándar de YouTube

Ortodoxia Económica: única opción en la Argentina que se viene

El concepto de ortodoxia económica está tan demonizado que hace falta aclararlo. Ser ortodoxo simplemente significa cuatro cosas: a) manejo fiscal prudente, b) disciplina monetaria, c) marco institucional razonable y estable, d) señales económicas coherentes. Aquellos países que basaron sus economías en estos cuatro pilares han crecido sostenidamente y generado bienestar a sus ciudadanos. La ortodoxia termina siendo la forma más humana de hacer economía y simplemente puede resumirse como el imperio del sentido común entendiendo que reinventar la rueda en esta disciplina no sirve dado que su esencia básica se inventó hace trescientos años.
Hacer las cosas un poco bien ya no basta para la Argentina de hoy, tampoco para la del 2015 y mucho menos para la del 2025, eso en sí mismo es una excelente noticia para activos argentinos. Este panorama me permite definir un concepto: racionalidad obligada o lo que es lo mismo ortodoxia económica a la fuerza, implicando que la economía argentina actualmente tiene poco grado de libertad para el error independizando entonces a las decisiones económicas de la ideología. Existe una sola forma de hacer economía, la correcta, y tengo la sensación de que la coyuntura actual está llevándonos a la fuerza a ese equilibrio en donde lo racional se impone sobre lo ideológico con favorables consecuencias en la prima de riesgo argentina. (Inicio del Programa a mi cargo: Mercados Financieros Globales)
Hace un año vengo anticipando que el deterioro generalizado de la coyuntura argentina produciría una prevalencia de la economía por sobre la política con claras implicancias en el valor de activos, y el tiempo parecería darme la razón. Recientemente se han tomado decisiones económicas que sin ser espectaculares, denotan un tibio sabor a medidas quasi-ortodoxas no por convicción sino por necesidad. El acuerdo con Repsol, un índice de inflación más sincero, un acercamiento con el Club de París, un incipiente romance con el FMI y un manejo monetario decididamente más responsable, son medidas en la dirección correcta. Sin embargo, para que esto funcione debe ser entendido sólo como el comienzo de una enorme lista de medidas pendientes para los próximos diez años.
Dentro de los múltiples problemas que enfrentamos hay uno que sobresale: el déficit energético. La pérdida de dólares que el mismo genera pone a la Argentina en permanente estado de estrés monetario, la mismísima existencia del cepo cambiario en el que estamos atrapados se originó como consecuencia del mismo. El déficit energético terminó siendo la espada de Damocles de esta década y no tenemos otra opción más que resolverlo. Argentina deberá recomponer su stock de capital destrabando el mercado de cambios a menos que decidamos ignorar el problema nuevamente comprometiendo entonces para el largo plazo gran parte de los dólares generados por el país sólo en importaciones de energía.
El drama energético llegó a la Argentina para quedarse y aun haciendo todo bien su solución requerirá de años enteros de un manejo fiscal, monetario e institucional razonable por una sencilla razón: los capitales indispensables para resolver el problema, ingresarán sólo cuando la ortodoxia se tome como dato. ¿Nos van a creer esta vez? Obviamente, los mercados internacionales son patéticos, siempre están dispuestos a creer. Bajo el escenario de ortodoxia económica a la fuerza, la recuperación de activos argentinos tendrá dos etapas.
Primero, la más fácil relacionada a la recuperación de activos financieros mediante capitales off-shore que lejos están de comprometerse a mediano plazo. Desde hace un año las acciones argentinas en Wall Street han tenido un rally formidable de hasta 200%. Sin embargo, el compromiso con el mediano plazo en este caso es cero. Si hoy te gusta Argentina haces un click y la comprás, si mañana ya no te gusta haces otro click y la vendés. Este primer ciclo ya lo estamos viendo.
Segundo, lo más importante y se relaciona a la recuperación de activos reales porque ellos requieren que los dólares entren y se queden por un largo tiempo necesitando confianza. Si querés comprar una empresa argentina y manejarla, te tenés que casar con Argentina y deberás entrar y hundir dólares por varios años y un click no te salva para salir. Esta fase todavía no la hemos visto y la liberación del cepo cambiario será clave para que esta segunda etapa comience y con ella se sienten las bases para volver a crecer sostenidamente. Sin embargo, la liberación no ocurrirá hasta el próximo gobierno entonces: ¿compramos hoy o esperamos dos años? Yo me juego por lo primero, Argentina no tiene otra opción más que ser racional y ortodoxa por muchos años liberándola de la ideología de turno, lo cual en sí mismo es una excelente noticia. La economía obedece leyes como la física, se las puede ignorar por algún tiempo pero no para siempre y en la Argentina de hoy y mañana está llegando el tiempo de respetarlas.
Germán Fermo, Ph.D.
Director, MacroFinance
Director, Maestría en Finanzas UTDT 
FUENTE: PUBLICADO EN MACROFINANCE - http://germanfermo.com/2014/04/ortodoxia-economica-la-opcion-obligada-en-la-argentina-que-se-viene.html

domingo, 20 de abril de 2014

Fuerte vínculo entre libertad y progreso El capitalismo aumenta el desarrollo y el bienestar humano

La renta per cápita de los países libres ronda los 45.000 dólares al año, frente a los 6.500 de media de las economías socialistas.

Los Índices de Libertad Económica que publican anualmente diferentes organizaciones analizan aspectos fundamentales para el correcto funcionamiento del mercado, incluyendo aspectos como la facilidad para hacer negocios, la apertura comercial, las buenas políticas tributarias, la austeridad en el gasto público, la protección de las inversiones, la competitividad financiera o la seguridad jurídica.
¿Obtener un buen resultado en estos informes significa un salto adelante en materia de desarrollo? De entrada, podemos analizar la cuestión de los ingresos. Tomando como referencia el Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage, vemos que el PIB per cápita (PPA) llega a $45.000 dólares en las economías más libres del mundo, alcanzando los $38.000 en el segundo grupo de naciones que más respeta los principios del laissez faire. La situación es completamente opuesta entre los países que reprimen la libertad económica, ya que en dicho caso se identifican niveles de ingreso personal inferiores a los $6.500 dólares.
Los críticos de estos trabajos podrían argumentar que el enfoque del ingreso peca de "economicista". Sin embargo, cuando analizamos la relación entre capitalismo y otras variables del bienestar, encontramos que los países con un mayor grado de libertad económica registran mejores indicadores de desarrollo social:
ADVERTISEMENT
  • Menos pobreza: Entre las economías más libres, la incidencia de la pobreza ronda el 6%. Para los países donde se reprimen los procesos de mercado, este indicador llega al 22%.
  • Más desarrollo humano: Comparando el crecimiento de la puntuación obtenida en el Índice de Desarrollo Humano, vemos que las economías capitalistas avanzan anualmente un 30% más que aquellos países en los que se reprime el laissez faire.
  • Más empleo: Entre las economías capitalistas, el paro medio es del 6%, menos de la mitad que el 13% registrado en países hostiles al mercado. No obstante, a esto se añade la cuestión de la informalidad laboral, que afecta a la mayoría de la población en el segundo grupo de países pero tiene un peso mucho menor entre las economías más libres.
  • Más libertad política: Tanto si tomamos como referencia las mediciones de Freedom House como si acudimos al Índice de Democracia de The Economist, encontramos que existe un vínculo muy positivo entre el aumento de la libertad económica y la mejora de las instituciones democráticas. A esto se une un menor grado de corrupción (tres veces más baja entre las economías más libres).
  • Más ingresos para los que menos tienen: En términos reales, la renta per cápita del decil de población con menos ingresos es de $8.735 dólares en las economías más libres y de $1.061 dólares en las que frenan el capitalismo.
  • Más esperanza de vida: Los habitantes de los países con mayor libertad económica viven, de media, veinte años más que aquellos residentes en lugares donde se persigue el capitalismo.
  • Mayores niveles de alfabetización: De media, la tasa de alfabetización de las mujeres que viven en países de menor libertad económica apenas llega al 64%; entre los hombres, este indicador es del 78,6%. En comparación, el cuartil de países más afines a los principios de la economía liberal registra puntuaciones del 92,2% y el 94,6%, respectivamente.
  • Más felicidad: entre las economías más libres, el Índice de Satisfacción Vital llega a una puntuación media de 75, frente al 47 obtenido por el cuartil de países menos capitalistas.
  • Menos desigualdad hombre-mujer: Comparando el Índice de Desigualdad de Género con las mediciones de libertad económica, vemos que el cuartil de países más capitalistas se anota un resultado dos veces mejor que el conseguido por los países menos respetuosos con el capitalismo (0,34 vs 0,67). A esto se unen otros indicadores que también benefician a las mujeres: más educación secundaria, más representación en cargos públicos, mejor salud, más oportunidades laborales
  • Mejor conservación del medio ambiente: el cuartil de países más libres alcanza una puntuación de 85 en el Índice de Desempeño Medioambiental; por su parte, los países menos capitalistas se quedan en 65 puntos.

Progreso social y capitalismo

Considerando todo lo anterior, es interesante analizar las conclusiones a las que llega el Índice de Progreso Social, un estudio alentado por célebres investigadores como Hernando de Soto o Michael Porter. Este informe incluye tres categorías de análisis:
  • Necesidades básicas: nutrición, atención sanitaria, acceso a agua y saneamiento, seguridad personal…
  • Fundamentos del bienestar: acceso a conocimientos básicos, disponibilidad de información, libertad de comunicación, sostenibilidad medioambiental…
  • Oportunidades personales: derechos individuales, libertad para elegir, tolerancia e inclusión social, acceso a educación avanzada…
Entre las conclusiones del informe, cabe destacar el fuerte vínculo existente entre el PIB per cápita y el Índice de Progreso Social. De nuevo, apreciamos una conexión entre mediciones más "economicistas" y variables más "sociales".

Ciñéndonos al Índice de Libertad Económica de la Fundación Heritage podemos ver que los diez países que mejor resultado obtienen en el Índice de Progreso Social figuran también entre las 35 economías más libres del mundo. Por orden, el top 10 incluye a Nueva Zelanda, Suiza, Islandia, Holanda, Noruega, Suecia, Canadá, Finlandia, Dinamarca y Australia. En la medición de libertad económica, estos países ocupan, respectivamente, los puestos 5, 4, 23, 15, 32, 20, 6, 19, 10 y 3.
Ampliando el campo de estudio a la segunda decena de clasificados del Índice de Progreso Social podemos encontrar a otros muchos países que también destacan en el Índice de Libertad Económica. Por orden, el puesto 11 de Austria viene seguido de Alemania, Reino Unido, Japón, Irlanda, Estados Unidos, Bélgica, Eslovenia, Estonia y Francia. En la tabla de la Fundación Heritage, dichas economías ocupan respectivamente los puestos 24, 18, 14, 25, 9, 12, 35, 74, 11 y 70. Solamente Eslovenia y Francia registran puntuaciones mediocres en lo tocante a la medición de su grado de laissez faire, mientras que el resto figura en el "top 25".
FUENTE: PUBLICADO EN LIBREMERCADO - http://www.libremercado.com/2014-04-20/el-capitalismo-aumenta-el-desarrollo-y-el-bienestar-humano-1276516074/?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook - Seguir leyendo: http://www.libremercado.com/2014-04-20/el-capitalismo-aumenta-el-desarrollo-y-el-bienestar-humano-1276516074/
-F Seguir leyendo: http://www.libremercado.com/2014-04-20/el-capitalismo-aumenta-el-desarrollo-y-el-bienestar-humano-1276516074/

Pasión, Muerte y Resurrección de una Nación

Foto del perfil de Enrique AvogadroPor Enrique Guillermo Avogadro
"¿Cómo habían podido llegar al punto de que el fundamento de la democracia se viese amenazado por un sistema judicial deficitario?" Henning Mankell
Más allá de confirmar que, como había supuesto, el Ministro de Economía, con su "índice de precios al consumidor nacional urbano", lo único que ha hecho es un nuevo dibujo de menores dimensiones respecto al que nos había acostumbrado Patotín hasta su viaje a Roma, lo cierto es que, en sólo tres meses, Bambino Kiciloff ha escamoteado casi tres puntos porcentuales de inflación; si sigue así, llegaremos a fin de año con 12% debajo de la alfombra. Nótese que ese ocultamiento, por sí solo, duplica o, en muchos casos, triplica la inflación anual de nuestros vecinos.
Como en el FMI nadie se chupa el dedo, difícil resultará llegar a un acuerdo que, a su vez, permita cerrar un trato con el Club de Paris, con vistas a volver a los mercados voluntarios de crédito, y la temperatura de la crisis volverá a crecer a partir de julio de este año, cuando los dólares de la soja hayan desaparecido. En este sentido, resultará útil escuchar qué dijeron el martes, cuando los invité al programa semanal que conduzco por www.canaltlv1.com, Susana Merlo, ex Subsecretaria de Alimentos y ex Directora de Canal Rural, y Agustín Monteverde, economista, para hablar de la realidad del campo y de la soja, el estado de las finanzas públicas y escuchar sus previsiones; puede verse la entrevista haciendo click en https://www.youtube.com/watch?v=ri4OyiZpxXg.
El Gobierno coincide con el pronóstico de complicaciones graves para el segundo semestre, a punto tal que sus primeras espadas en la Cámara de Diputados (Kunkel y Di Tullio, entre otros) presentaron sólo ahora, cuando ha perdido el control de la calle, un proyecto de ley que -¡oh, milagro!- pretende regular la protesta social y, cuando ésta fuera "ilegítima", sea disuelta por la policía o, como será el caso, por la Gendarmería; debe ser preocupante mirarse en el espejo anticipado de la Venezuela en ebullición.
Con ello y con el pase de gorra ante los organismos internacionales, el mamarracho que constituyó el "modelo" ha perdido los últimos jirones de un "relato" que se ha desflecado por completo pero que, durante diez años, le permitió convencer a tantos y comprar a muchos, y hoy ha dejado en evidencia qué fue en realidad: un obsceno sistema de acumulación de poder para robar empresas y dinero público, aún a costa de la muerte y del hambre de miles de argentinos.
Pero el objetivo de esta nota, y la razón de su título, es enunciar algunos puntos básicos sobre los cuales todas las fuerzas no kirchneristas debieran coincidir para transformarlas en políticas de estado -o sea, aquéllas que se extienden más allá de varios períodos de gobierno, cualquiera sea el partido gobernante-, firmando un pacto que permita resucitar a la Nación, que estará en coma 4 cuando doña Cristina, por las buenas o por las malas, deba entregar la banda y el bastón presidenciales a su sucesor.
Lo primero que nuestro país debe hacer es recuperar la confianza de propios y extraños, muchos de ellos curtidos por tantas décadas de desaguisados, sobre todo en la economía. Sin ella, nos resultará imposible obtener las inversiones indispensables para desarrollar un potencial que, desde hace más de un siglo, nunca se ha transformado en realidad. Los cientos de miles de millones de dólares que los propios argentinos tienen en el exterior (o en los colchones), por sí solos, bastarían pero, hasta que constaten que volver no significa asumir riesgos que superen al propio negocio, seguirán siendo nada más que cifras en un papel.
Tenemos una Constitución Nacional, o sea, un contrato social que hemos firmado para convivir en comunidad; nunca la hemos respetado, como tampoco lo hemos hecho con los códigos y demás leyes que reglamentan las obligaciones y los derechos que ella nos impone y nos otorga. Mucho hemos hablado, todos, de la libertad; sin embargo, ninguna sociedad es verdaderamente libre hasta que no se transforma en esclava de la ley, y el ejemplo siempre debe provenir de la cabeza, es decir, de quienes tienen a su cargo las mayores responsabilidades del Estado, pero cada uno de nosotros tiene un papel a desempeñar y debemos ajustar estrictamente nuestro proceder a ese texto.
Creo que todos coincidimos en que los principales temas a discutir hoy por la ciudadanía, y por quienes pretendan representarla en los comicios, deben ser: la inseguridad, el narcotráfico y el lavado de dinero, la salud y la educación públicas en todos sus niveles, la colonización y el funcionamiento de la justicia, la corrupción generalizada y su impunidad, el unitarismo fiscal de un país teóricamente federal, la indefensión de la nación, la inexistencia de leyes migratorias, el colapso de nuestra moneda, el gasto público y la desaforada inflación, la desmesurada presión impositiva, la desintegración de los organismos de control, las reelecciones indefinidas en ámbitos públicos, la inexistencia de planificación en materia de infraestructura y el actual estado de ésta, la recuperación el autoabastecimiento energético, la reinserción social de los ni-ni, la informalidad laboral y las relaciones internacionales y el papel geopolítico de la Argentina en el mundo.
Por mi parte, he formulado algunas propuestas concretas, que pueden verse clickando en http://egavogadro.blogspot.com.ar/2012/02/la-argentina-que-quiero.html. Sin embargo, hasta ahora no he escuchado a ninguno de los partidos políticos expresar claramente qué piensan hacer respecto a cada uno de esos temas fundamentales; en algunos casos, pocos, los precandidatos en danza se oponen a medidas concretas del Gobierno y, aunque reconozco que esa actitud ha sido esencial para impedir nuevos avances del kirchnerismo sobre la república, no han dejado de constituir hechos aislados.
Es indispensable que los ciudadanos exijamos que se pongan de acuerdo (como empezará a hacerlo UNEN el martes) en la forma de encarar a lo largo de mucho tiempo cada drama de los enumerados, lo firmen todas las fuerzas democráticas y las expliquen públicamente. Sólo así dejaremos de elegir nuevos mesías, a quienes entregamos la suma del poder, y después nos lamentamos al descubrir que, una vez más, se nos ha engañado y se nos ha hundido aún más en la ciénaga inmunda en que nos debatimos hace décadas.
El mundo nos sigue dando oportunidades que no merecemos, y debemos rogar que se nos permita, al menos, alcanzar el último coche del tren del progreso. Si lo perdemos, si las desperdiciamos, la Argentina dejará de ser un país viable y habrá muerto, como nación soberana, en el fondo de cenizas del baúl de la historia de la humanidad.
Sin una justicia independiente, seria y rápida nada podrá ser posible pero, con ella, todo lo será, porque habrá recuperado su rol de último custodio e intérprete de la Constitución, y podrá obligar a su estricto cumplimiento, tanto por parte de las autoridades cuanto de los ciudadanos de a pie. Hoy, aunque no los utiliza, la Corte Suprema dispone de remedios para hacer cumplir sus fallos al Poder Ejecutivo; sin embargo, cuando hoy es desobedecida y se limita a lamentarse como si fuera un mero testigo, o cuando se transformó en un instrumento indispensable para ejecutar la falsa política de derechos humanos de los Kirchner, tolerando y respaldando tantos simulacros de juicios, degrada su función legal y denigra a sus integrantes, por muchos lauros académicos y conductas republicanas exhiban en sus antecedentes personales. El próximo martes, a las 20:30 hs., siempre por www.canaltlv1.com, el invitado será el Dr. Alejandro Fargosi, representante de los abogados en el Consejo de la Magistratura, con quien conversaré sobre estos temas y, en especial, sobre el presente de ese órgano del Poder Judicial.
Espero que, en esta Pascua de Resurrección -y en este Pésaj- a los argentinos se nos conceda la gracia de vislumbrar, al menos, el final de un camino de decadencia y desintegración como sociedad, que iniciamos hace muchas décadas, para poder reinsertarnos entre las comunidades civilizadas del mundo y, sobre todo, para ofrecer a nuestros hijos y nietos un país digno, libre, democrático, justo y republicano, capaz de verse Nación.
Bs.As., 20 Abr 14
 ENVIADO POR SU AUTOR

sábado, 19 de abril de 2014

Programa La Brújula - Notas sobre la "Reserva Federal"

Publicado el 16/04/2014 -Canal TLV1
Lucas Carena y Pablo Davoli conductores del programa se refieren a el control de la emision monetaria y el funcionamiento del sistema bancario como estrategia para el dominio global. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR SU DIRECTOR, Lic JUAN MANUEL SOAJE  PINTO

Los que siembran vientos, cosechan tempestades.

Por Alberto Medina Méndez (*)
Las contradicciones humanas son parte de su esencia. Por eso es muy relevante reflexionar sobre ellas, ya no solo para interpretar adecuadamente su naturaleza, sino para intentar tomar actitudes sensatas en el futuro y sacar el mejor provecho posible de ellas. El progreso de la humanidad depende justamente de entender los procesos para potenciar las propias fortalezas dando pasos hacia adelante.
El reciente "paro nacional" en Argentina es solo una muestra más de esas incoherencias tan habituales en estas sociedades. No es la idea cuestionar la herramienta, al menos no en esta oportunidad. Pero no se debe pasar por alto que quienes patrocinaron esta iniciativa con intencionalidad manifiesta, hace muy pocos años atrás fueron apasionados impulsores de las políticas económicas de este mismo gobierno. No solo las alentaban en cuanto acto público existiera, sino que las aplaudían abiertamente, fundamentalmente en los medios de comunicación, con encendidos discursos que hablaban del momento histórico, de la bisagra que significaba para el país, apelando a cuanto recurso emotivo pudieran mencionar para invitar a sumarse a ese movimiento partidario.
El argumento central de la última decisión sindical ha sido el de reclamar por la inocultable pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores. Eso ocurre por un motivo evidente, relacionado con el proceso inflacionario que se desató hace varios años y que hoy se hace sentir cada vez con más fuerza. Esa inflación no es producto de un sorteo, de una casualidad o de un mero desliz operativo, sino el derrotero esperable de un Estado que gasta mucho, demasiado y que se financia con elevados impuestos, que ya no puede incrementar hasta el infinito sin generar más caídas de consumo e inversión.
Este es el gobierno que el gremialismo local aclamó, el mismo que no se puede endeudar porque se ha encargado de mostrar su permanente hostilidad a los inversores, motorizando medidas restrictivas para la circulación de capitales y por ende expulsivas de quienes desean apostar por el país y ayudarían a evitar la magnitud de esta crisis.
La emisión monetaria constante, desproporcionada e irresponsable ha generado esta inflación. No podía suceder otra cosa. Es lo que irremediablemente tenía que pasarle a un gobierno que demagógicamente disfruta de su populista actitud de "repartir lo ajeno", sin asumir que es imposible distribuir lo que no se genera previamente.
Pero es importante entender que este sector político que hoy conduce la nación no llegó a esta situación por arte de magia. Está allí, ocupando el poder, ostentando ese apoyo legislativo que le permite aprobar normas insólitas y perjudiciales para el país, porque un sector de la ciudadanía lo avaló no en forma tibia, sino con efusivo fervor, y esa militancia sindical que ahora impulsa medidas de fuerza es parte importante de esas adhesiones políticas que permitieron que todo lo posterior ocurra.
Es tiempo de hacerse cargo de las decisiones electorales. Es saludable hacerlo. Lo que los gobiernos hacen es lo que la gente que los vota les pide. Una sociedad y un sindicalismo que pretenden MÁS Estado, mayor concentración del poder en pocas manos, que cree en esa forma de gobernar que sostiene que es más importante "repartir que producir", no debe hoy quejarse como si nada tuviera que ver, no al menos sin hacer una autocrítica despiadada sobre sus errores conceptuales e ideológicos.
Lo que hoy sucede es la consecuencia de lo que se viene haciendo sin descanso. Al principio parecía alcanzar y todos creyeron que esa alquimia funcionaría indefinidamente. Hoy ya no es suficiente. Pero nada de eso hubiera ocurrido sin los explícitos y apasionados apoyos electorales de una inmensa cantidad de ciudadanos que prefirieron darle crédito a esa dinámica y a esos dirigentes.
Una cosa es haber creído en esos dislates de modo genuino y darse cuenta del error. Seguro que muchos ciudadanos ya tomaron nota de ese desacierto. Es esa actitud y no la otra la que permite a las sociedades evolucionar. No existe un manual de aprendizaje para tomar decisiones correctas, en todo caso se pueden defender ciertas ideas para luego comprender que esas visiones y formas no conducen hacia lo deseado. Abundan ejemplos en el mundo de países que pasaron por determinadas políticas y luego de sufrirlas en carne propia, pudieron interpretar el daño que las mismas implicaban, para luego emprender un nuevo recorrido que los llevó hacia el éxito, superando la pobreza y logrando un progreso social que hoy los enorgullece.
Lo difícil de asimilar es la actitud de esos ciudadanos que creen que no se trata de políticas equivocadas sino solo de problemas de implementación o hasta de interlocutores inadecuados. Prefieren afirmar que es la corrupción la cuestión a resolver, o por ahí el tono agresivo de confrontación de los discursos políticos. En todo caso, esos son agravantes de decisiones estructurales equivocadas. Se pueden llevar adelante medidas con el rumbo incorrecto, de modo honesto y con una retórica amigable, pero eso por sí solo no lleva hacia el objetivo esperado. El modelo colapsa por sus ideas disparatadas en lo económico y político y no por su estilo criticable.
No se pueden dilapidar recursos a mansalva y pretender que eso no tenga consecuencia alguna. Pasa en la economía familiar y obviamente también en la de una nación. Es imposible ser irresponsable en la administración de la cosa pública sin tener problemas por doquier. Y mucho más difícil de explicar es como se puede aún seguir defendiendo a dirigentes que han convertido un comunidad abundante en recursos naturales, que podría alimentar a diez veces su población, en una nación que tiene un significativo número de personas por debajo de la línea de pobreza.
Los perversos manipuladores de la política no son parte de este análisis solo apto para personas con cierta integridad. Los dirigentes sindicales son, en su inmensa mayoría, personajes de una corporación que protegen intereses económicos vinculados a sostener su cuota sindical, defender su espacio de poder y desde allí hacer política buscando generar privilegios, cuando no para lograr insertarse en listas sábanas de legisladores y dar otro paso adicional sumando más poder. No se puede esperar de ellos gestos de grandeza, no está esa posibilidad en su agenda cotidiana. Por eso los mismos que aplaudieron en el pasado son los que hoy se quejan paralizando el país.
Equivocarse está en el bolillero, cualquiera puede cometer errores y de hecho las sociedades lo hacen con mucha frecuencia. El presente es la consecuencia de las decisiones del pasado. Y no hay marcha atrás en esto. Lamentablemente no se puede volver en el tiempo. Pero si se debe asumir lo ocurrido. Lo que no parece razonable es persistir en sostener y defender ideas equivocadas, excusándose en cuestiones triviales para explicar lo inexplicable. Cuando la ciudadanía comprenda con convicción la relación causa efecto de los procesos políticos, es probable que entienda también que los que siembran vientos, cosechan tempestades.
(*) www.albertomedinamendez.com.ar
ENVIADO POR SU AUTOR

El economista renegado

ImageAlejado de la volatilidad que se ha desatado durante los últimos días en los mercados, Bill Bonner analiza las razones por la que las personas se embarcan en proyectos empresariales absurdos y su experiencia personal sobre ello.
Por Bill BonnerLa bolsa lleva un par de semanas bajando. Se están barajando muchas razones, pero en realidad nadie sabe por qué. Y puede que no haya una "razón"; las acciones no necesitan una razón para bajar. De vez en cuando, simplemente, bajan. No es la explicación más convincente, pero a veces el precio de los activos sube y baja. Siempre ha sido así, y siempre será.
Normalmente, una expansión del crédito empuja los precios al alza y una contracción los vuelve a reducir. "El crédito aún se está expandiendo", dice el economista Richard Duncan, "pero cuidado con los resultados del próximo trimestre".
En cualquier caso esto poco importa ya.
Compramos acciones cuando están baratas, no cuando están caras. Y las acciones estadounidenses están caras. Mi aviso: vendan. Quédense al margen de la bolsa hasta que las acciones vuelvan a ser baratas otra vez.
Hace unas semanas les hablé de cómo la vida en mi rancho de Argentina le endurece a uno. A nivel físico, y a otros niveles. Comparado con ello, mi carrera empresarial ha sido bastante suave. Ahora, en la industria editorial -la única que de verdad conozco- la audacia es recompensada. Las buenas ideas y el trabajo duro rinden.
Pero aquí, en el rancho, no importa lo listo que seas o lo duro que trabajes. Los márgenes son tan delgados como el aire del desierto y los beneficios tan escasos como la hierba.
Cuando un hombre alcanza cierta edad, está preparado para un reto nuevo. Su carrera languidece y, o se propone algo nuevo, o se detiene en seco. Necesita hacer algo para ocupar lo que le queda de tiempo y de energía.
Su esposa a menudo le apoya sin reservas; lo último que quiere es un marido sin nada que hacer.
Algunos se dedican a jugar al golf, otros se dedican a un negocio nuevo. A uno incluso se le ocurrió comprarse un rancho en Sudamérica, que además resultó ser un buen lugar para hacer crecer cepas de la variedad Malbec.
Pasamos el jueves y viernes de la semana pasada cosechando la uva. Es decir, nos pasamos los dos días con las rodillas en el suelo rocoso, cortando uvas y arrojándolas en un cubo de plástico. Así de vid en vid.
Esto ocurrió durante el tiempo suficiente para darnos cuenta de que no estamos hechos para esta vida. Nuestras espaldas, rodillas y piernas dolían. Nuestros hombros estaban atenazados.
Tampoco se les veía demasiado bien a los veteranos del rancho. El cuerpo de Norberto estaba retorcido después de una vida de trabajo duro. Él es un año más joven que yo, pero se ha dejado la piel trabajando mucho más que yo. Jorge tiene dos años menos, pero se queja de artritis en sus hombros y brazos. Natalio tiene siete años menos. Él no se queja, pero se mueve más lentamente que los veteranos.
Un inversor veterano es probablemente un mejor inversor, si aún es solvente. Es un superviviente, es más sabio gracias a ello. Ha visto más timos, más teorías demenciales y más planes de negocios fantasiosos que un hombre joven.
Pero la edad no es una ventaja para un cosechero, incluso para uno que ha sido endurecido por la vida en un rancho al pie de los Andes.
En los negocios, la edad, también, puede ser una ventaja. Un veterano sospecha más y es más cínico. Espera que se produzcan problemas y contratiempos, y rara vez se equivoca sobre esto.
También es muy cauto respecto a los planes de negocio, sobre todo los suyos.
Pero la gente se embarca en negocios por un número de razones, no sólo para maximizar sus ganancias y rara vez para maximizar el valor para los accionistas. Muchos negocios se llevan a cabo por placer, autorrealización, vanidad o simple curiosidad.
Galerías de arte, paseos en barco, centros de yoga, aerolíneas y plantaciones de uva rara vez generan dinero. Al menos, no que yo sepa.
A menudo suelen ser cosas que la gente quiere hacer y lo justifican con la esperanza de ganar dinero con ello en el futuro. Los apartamentos pied-à-terre de París, por ejemplo, se compran porque la gente cree que es fantástico tener su propia casa en la Ciudad de la luz. Entonces, lo preparan como un apartamento para alquilar, diciéndose a sí mismos que el apartamento se pagará con las rentas del alquiler. A veces ocurre, pero no es lo normal.
Igualmente, una galería de arte es un proyecto ligado a la vanidad personal. Un amante del arte siente que tiene que extender sus gustos artísticos al resto de la comunidad. Así que prepara una galería donde todo el mundo puede ver lo que él considera decente o provocativo. Se convence a sí mismo de que el proyecto generará suficiente dinero como mantenerse por sí mismo. Puede que a veces será así...
Como regla general, cuanto más atractivo -social, artística, medioambiental o éticamente- sea el proyecto empresarial, más dinero perderá. Nadie presume ante sus amigos sobre su negocio de recambio de piezas para coches, su negocio de préstamos personales o su estanco. Nadie se mete en estos negocios si no es por el dinero, y suele ser una buena cantidad de dinero.
¿Da dinero un rancho argentino gestionado por economista renegado estadounidense? Lo cierto es que no. Próximamente entraré en más detalles con ustedes.
Saludos, Bill Bonner.
Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros "Financial Reckoning Day" y "Empire of Debt" que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.
FUENTE: PUBLICADO EN EL INVERSOR GLOBAL - Newsletter Semanal -Enviado por mail 

El lobo que todos tenemos dentro

ImageMás allá de lo seductora que pueda ser la vida del protagonista de la última película de Martin Scorsese, a la hora de manejar sus finanzas personales ser aburrido es el mejor negocio.
 Por Federico Tessore
El director hizo un excelente trabajo con su última película llamada "El Lobo de Wall Street", donde el actor Leonardo DiCaprio interpreta el rol del ex corredor de Bolsa Jordan Belfort. Se trata de una historia real que relata la atrapante vida de Belfort, que paso de una aburrida vida en el Bronx en Nueva York, a ser un multimillonario rodeado de modelos y costosos barcos.
En "El Lobo de Wall Street" conocemos cómo hizo Belfort para construir su fortuna. Su receta mezcló dos ingredientes infalibles: por un lado una habilidad para la venta sobresaliente y -por otro- muy pocos escrúpulos para crear productos financieros donde el más beneficiado era él.
Pero en el camino de su fortuna, Belfort estafó a muchos de sus clientes por montos que superaron los US$ 200 millones. Por ello, el FBI lo enjuició y lo metió preso por 22 meses.  La lujuriosa vida de Belfort que incluía fiestas, drogas, mujeres, costosos autos, casas y barcos terminaba mal.
Como toda buena película uno va pasando por varios estados de animo. Le confieso que al principio de la película miraba a Belfort con cierta envidia. Hace mil cosas al mismo tiempo: compra y vende acciones a la velocidad de la luz. Es un seductor nato.
Pero a medida que iba avanzando la película esa emoción cambiaba y se iba convirtiendo en una especie de lástima. Una miraba los efectos de los excesos de Belfort y comenzaba a darse cuenta de algo obvio: todos los excesos luego pasan sus facturas.
Vender agresivamente y por mucho tiempo productos financieros que no sirven para nada a sus compradores, tampoco es un negocio que se pueda sostener en el tiempo.
La vida del "exitoso" corredor de Bolsa era una estructura hueca, un castillo de naipes que podía caer en cualquier momento. Y allí es cuando uno empieza a sentir lástima por Belfort, lástima por el dolor que causo a sus víctimas y por el que se causó a sí mismo y a su familia.
Ahora, ¿Por qué le digo en el título de esta columna que todos tenemos un "lobo" dentro?
Porque todos estamos tentados a copiar a Belfort cuando se trata de manejar nuestras finanzas personales. Pensamos que tenemos que "hacer muchas cosas". Movernos mucho. Comprar y vender. Gritar, pelearnos, buscar la "perlita", la inversión del momento. Mucha energía, mucha adrenalina.
Pero la realidad, es que la actitud del lobo no funciona en el mundo de las finanzas personales. Debemos armar un plan, llevarlo a cabo con tranquilidad, sin prisa pero sin pausa, y tener mucha perseverancia y constancia.
No se pierda la película si aún no la vio, pero no olvide dejar al lobo que tiene dentro para otro aspecto de su vida. A la hora de manejar sus finanzas personales, ser aburrido es mejor negocio.
¡Felices Pascuas! Un saludo. Federico Tessore
FUENTE: PUBLICADO EN EL INVERSOR GLOBAL - Newsletter Semanal - Enviado por mail

recorte de subsidios Freno de la economía modera políticas populistas en Argentina

La presidenta argentina, Cristina Fernández, está revirtiendo algunas de sus políticas populistas que han marcado sus seis años en el poder, y no tiene muchas más opciones que profundizar estos cambios pragmáticos en los 20 meses que le quedan de mandato.
Presionada por la caída de las reservas en dólares del Banco Central, una debilitada economía y la alta inflación, Fernández ha recortado en los últimos tres meses los millonarios subsidios al consumo de gas natural y ha permitido al peso devaluarse un 18%.
También ha cambiado la criticada metodología con que se ha medido la inflación oficial en los últimos años y ha acordado compensar a la española Repsol con US$ 5.000 millones por la nacionalización de la petrolera YPF en el 2012, mientras que el Banco Central ha aumentado las tasas de interés para desalentar masivas compras de dólares.
Inversores que se han mantenido alejados de Argentina por las políticas intervencionistas de Fernández están volviendo a interesarse en el país y esperan que un gasto público más prudente fortalezca las reservas y enfríe una de las tasas de inflación más altas del mundo.
Los cambios en la política económica alimentaron un alza del 19% en las acciones argentinas este año y dispararon un 9,5% los bonos locales, una tendencia que los analistas esperan que continúe en el resto del año.
Si profundiza los cambios, el Gobierno podría poner a la economía en mejor forma para quien suceda a la mandataria a finales del próximo año. La mayoría de los potenciales candidatos presidenciales prometen aplicar políticas económicas ortodoxas.
Cuanto más se recorten los enormes subsidios y se permita a la moneda devaluarse, menos dolorosas serán las reformas que deberá aplicar el sucesor de Fernández.
"Lo que no está claro es si ella va a realizar un gran ajuste fiscal o sólo el necesario para entregar el poder sin una crisis", dijo Mariel Fornoni, analista de la consultora Management & Fit.
Hasta finales del 2013, la mandataria había prometido no devaluar jamás el peso ni ajustar la política fiscal, argumentando que sería un camino hacia el caos.
Su Gobierno, en tanto, le resta dramatismo a las medidas recientemente anunciadas y se niega a adelantar qué es lo que sigue.
En una conferencia de prensa esta semana, el ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo que el Gobierno no está "casado" con instrumentos específicos sino con metas como el aumento de producción y del empleo. Esos objetivos, dijo, apoyan la demanda interna y al sector exportador, que se beneficia de las compañías extranjeras que operan en el país.
Algunos empresarios están convencidos de que el Gobierno no tiene otra opción que abandonar el modelo económico heterodoxo que ha venido aplicando en los últimos años.
"Vimos algunos cuantos cambios en la política en el primer trimestre y esperamos ver más, incluyendo una mayor devaluación de la moneda porque ellos no tienen otra opción", dijo bajo anonimato un ejecutivo de una compañía extranjera con más de US$ 1.000 millones invertidos en Argentina.
"Ellos aguantaron por un largo tiempo, pero ahora se están quedando sin dinero y necesitan inversión extranjera", agregó.

Ascenso y caída del popoulismo.
Desde que ganó la presidencia por primera vez en el 2007, Fernández ha usado las reservas del Banco Central para financiar el alto gasto del Estado. Esto funcionó bien cuando Argentina atraía fondos externos mientras su economía repuntaba tras su colapso en el 2002.
Pero, ahora, la inflación supera el 30% anual, el crecimiento es débil y los analistas esperan que la economía entre en recesión antes de fin de año, mientras que las reservas del Banco Central acumulan una caída del 30% en los últimos 12 meses a apenas US$ 27.700 millones.
"Los problemas de Argentina comienzan y terminan con su relajada política fiscal", dijo Patrick Esteruelas, un estratega con el fondo de cobertura Emso con sede en Londres, que administra un portafolio de US$ 2.000 millones.
Esteruelas afirmó que el Gobierno se verá beneficiado por una cosecha récord de soja en los próximos dos meses, lo que podría sacar algo de presión sobre las reservas si se profundizan las recientes medidas económicas con más recortes del gasto, incluyendo una reducción de los subsidios al consumo de electricidad.
"La cosecha de soja significa una ventana de oportunidad para el Gobierno para seguir tomando medidas correctivas más agresivas de cara a un segundo semestre que aparece con una estacionalidad negativa", explicó el estratega.
Los subsidios a la energía y al transporte representaron el año pasado un 5 por ciento del Producto Interno Bruto del país.
El generoso gasto público impulsó la popularidad de Fernández y la ayudó a ser reelecta fácilmente en el 2011, pero las preocupaciones por la economía golpearon su imagen en los últimos dos años.
Su nivel de aprobación ha caído a alrededor del 25%, de acuerdo con un reciente sondeo de Management & Fit.
La constitución impide a la mandataria presentarse a un tercer mandato de Gobierno en las elecciones de octubre del 2015, y ella no ha mostrado su apoyo a ninguno de los potenciales candidatos presidenciales.
Estos incluyen al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el favorito de Wall Street, y a Sergio Massa, ex alcalde del distrito de Tigre -en las afueras de Buenos Aires-, quien puso el combate contra la inflación al tope de su agenda.
Esto ha provocado optimismo sobre futuros cambios en la política económica del país que incrementen la inversión, especialmente para desarrollar los enormes recursos de hidrocarburos no convencionales en la Patagonia.
Chevron Corp duplicó la semana pasada sus inversiones comprometidas en la formación Vaca Muerta, donde desembolsará junto a YPF US$ 1.600 millones extras para financiar proyectos de exploración y perforaciones.
FUENTE: Publicado en ElPais.com de Uruguay -  http://www.elpais.com.uy/economia/noticias/freno-economia-modera-politicas-populistas.html

Algunas reflexiones sobre el último "paro"

http://www.atlas.org.ar/images/autores/14.jpgPor el Dr. Gabriel Boragina(*)
Columnista
El último "paro" nacional argentino ha suscitado mucha discusión a todo nivel. A la misma queremos agregar nuestras reflexiones sobre el particular.
La particularidad de la última "medida de fuerza" adoptada por los trabajadores (o si se quiere por los sindicatos que dicen "representarlos") es que la misma pretendió ser dirigida contra el gobierno (no faltaron los que dijeron que -en rigor- la medida tuvo como destinatario a políticos presuntamente "opositores", lo que en relación a lo que pretendemos expresar ahora, no viene al caso, y no hace diferencia alguna si la "huelga" o "paro" fue dirigida contra "el gobierno" o contra "la oposición" o contra "la clase política" en su conjunto. Si se quiere, puede decirse que fue contra estos tres grupos, por separado o en forma conjunta. Repetimos que, no viene al caso para lo que vamos a comentar seguidamente).
Desde el oficialismo ha habido muchos que han pretendido criticar la medida diciendo que los paros "no son" legales, sino que sólo las huelgas lo serian. Por lo que será interesante examinar cuál sería la presunta "diferencia" entre los términos "paro" y "huelga", tarea a la que nos abocamos a continuación:
El art. 14 bis de la Constitución de la Nación Argentina dice: "Queda garantizado a los gremios:...el derecho de huelga", pero no explica qué debe entenderse por el término "huelga", ni tampoco explica cual sería la supuesta diferencia con "el paro", por lo que deberemos recurrir a expertos juristas que nos lo expliquen. De esta suerte leemos:
"Desde el punto de vista de los trabajadores, paro, según la definición de Nápoli, es el medio más parecido a la huelga, pero se distingue de ella por la brevedad de su duración y por la forma de manifestarse, pues “mientras la huelga puede traducirse en la inasistencia al trabajo, el paro, no”, porque constituye siempre un “alto” en su curso, concertado por los trabajadores para protestar."[1]
Según otro experto en Derecho Laboral: "paro voluntario, individual o colectivo, como la huelga, en que existe un concierto para no trabajar, pero directamente encaminado a la consecución de un fin preciso"[2]
Según el primer criterio, el paro es una forma de la huelga, no algo distinto, ni tampoco contrario a esta, sino más bien una especie (paro) dentro del género (huelga). Pero, según el segundo razonamiento, la huelga sería un paro colectivo, en el que el género pasa a ser el paro, y la especie pasa a ser la huelga, es decir, se invierte la relación "género/especie".
De lo que no cabe duda, luego del examen de la opinión de los expertos juristas en derecho del trabajo, es que no existe la pretendida "antítesis" entre paro y huelga, como para decir -como falazmente lo hacen los oficialistas- que el paro "no" es legal y la huelga "si" lo es. Indudablemente, y conforme las opiniones de los expertos juristas, no hay diferencia -ni de fondo ni de forma- entre paros y huelgas. Ambos términos describen un único fenómeno: el cese de la actividad laboral, y punto.
Otros oficialistas se quejaron de que "la medida" no tuvo por efecto beneficiar a los trabajadores. Si analizamos las consignas bajo las cuales el "paro/huelga" fue convocado, observamos que estas fueron: "No a la inflación, No a la inseguridad, No al ajuste". Desde el estricto ángulo de las tres consignas, no puede caber ninguna duda que las tres SI perjudican el nivel de vida de los trabajadores, y siempre teniendo en cuenta que trabajadores somos todos los que trabajamos, sea manual o intelectualmente. Muchas veces se ha explicado que la inflación perjudica principalmente a los asalariados, ya que ese flagelo, originado pura y exclusivamente por los gobiernos, derrite el poder adquisitivo del salario. Otro tanto cabe decir respecto de la segunda consigna ("No a la inseguridad"). Sólo a desprevenidos, distraídos o aviesamente perversos se les puede "escapar" el incremento del delito que trajo el advenimiento del gobierno del nefasto matrimonio Kirchner (FpV) desde la llegada del primero al poder. Y sólo también a esos tres grupos (desprevenidos, distraídos o aviesamente perversos) les podría parecer que la inseguridad "no" afecta el derecho de los trabajadores. Parece absurdo tener que explicarles que, las principales víctimas de la creciente ola de delitos que asola la Argentina son justamente los asalariados, ya que cuando en un país la delincuencia crece, lo hace en todos los estratos sociales, desde los más altos hasta los más bajos, y el target de sus víctimas también crece indefectiblemente en todos los niveles sociales. Por supuesto, los asalariados no son excluidos como posibles víctimas por parte de los malvivientes. Al contrario, son las víctimas más simples de atacar.
Por último, la tercer consigna enarbolada por los huelguistas ("No al ajuste") innegablemente también perjudica a los asalariados, habida cuenta que las cargas que el gobierno impone a la masa asalariada, (impositivas; menor oferta de bienes y servicios por la fijación de precios políticos a bienes de "primera necesidad"; incrementos de costos laborales que ocasionan mayor desocupación; ajuste a jubilaciones y pensiones; precios más altos por la inflación; y un largo etc.) obviamente perjudican -y mucho- a los asalariados. En consecuencia, como podemos observar, es calumniosamente falso también, que el "paro/huelga" no haya tenido la finalidad de beneficiar a los asalariados. Al menos, desde el punto de vista formal, no puede decirse que el reclamo no haya sido legítimo, como tampoco puede afirmarse que no haya estado bien formulado en sus tres consignas principales.
Despejado pues el aspecto terminológico que indica la legalidad (o mejor dicho la constitucionalidad) del paro/huelga, pasemos ahora a las reflexiones que anticipamos hacer sobre el tema.
Por supuesto sabemos que toda "medida de fuerza" (se la llame como se la quiera llamar y se la defina como se la quiera definir) no es el método más idóneo para solucionar conflictos. Por lo general, en lugar de resolver el entuerto, lo termina agravando, sobre todo si el destinatario de la medida (en este caso el gobierno) hace caso omiso a la misma y reacciona en sentido contrario "redoblando la apuesta" como suele haber hecho el gobierno del FPV.

[1] Dr. OSSORIO MANUEL-Diccionario de ciencias jurídicas políticas y sociales-Editorial Heliasta-1008 páginas- Edición Número 30-ISBN 9789508850553. pág. 691.
[2] Dr. LEÓN SCHUSTEE en Enciclopedia Jurídica OMEBA -TOMO 8 letra D Grupo 32. Voz "Huelga"

(*) SOBRE EL AUTOR http://www.accionhumana.com
 http://gabrielboragina.blogspot.com.ar

viernes, 18 de abril de 2014

Ranking: Los 10 países con la gasolina más costosa

Finanzas Digital.- Los países más ricos tienen los precios más altos, mientras que los países más pobres y los países que producen y exportan petróleo tienen precios significativamente más bajos. Estos son los que cuentan con los precios más altos, teniendo en cuenta que la cantidad acá mostrada corresponde al peso neto de la gasolina sin los impuestos y subsidios de cada país.
gasolinaSegún el portal GlobalPetrolPrices, el precio promedio de este combustible en el mundo es de 1,47 dólares por litro; sin embargo, muchas son las naciones que superan esta tasa promedio.
La lista de los países con las gasolinas más caras (costo en dólares por litro de gasolina) está compuesta por estas naciones:
10.- Portugal: 2,20 dólares
9.- Bélgica: 2,20 dólares
8.- Alemania: 2,22 dólares
7.- República Centroafricana: 2,22 dólares
6.- Grecia: 2,28 dólares
5.- Turquía: 2,34 dólares
4.- Dinamarca: 2,38 dólares
3.- Italia: 2,42 dólares
2.- Países Bajos: 2,44 dólares
1.- Noruega: 2,56 dólares
Fuente: Portafolio
FUENTE: PUBLICADO EN FINANZAS DIGITAL -  http://www.finanzasdigital.com/2014/04/ranking-los-10-paises-con-la-gasolina-mas-costosa/

Disenso: A.Buela y S.Maresca: El filósofo como intelectual público

Publicado el 17/04/2014 - CanalTLV1 Alberto Buela y Silvio Maresca filósofos conductores del programa evalúan la filosofía en el pensamiento contemporáneo, el Ser y el Obrar como desarrollo conciente en el comportamiento humano. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL DIRECTOR DE TLV1 Lic. JUAN MANUEL SOAJE PINTO

jueves, 17 de abril de 2014

Globalización: su faz política

Por  JESÚS E. MAZZEI ALFONZO |  EL UNIVERSAL 
Para ubicarnos en el concepto de globalización, parto una vez más, de la definición que nos ofreció en forma lúcida hace unos años el brillante politólogo Luciano Tomassini, una definición que goza de una sólida perspectiva, y estimo y reitero es una de las que tiene mayor consenso en la comunidad académica el cual lo refirió como: "...un proceso de difusión de ideas, valores, formas de producción y de comercio, procesos y productos, diseños organizativos y formas de conducta, a través de las fronteras nacionales. Un proceso, por lo tanto, que está conduciendo a una creciente articulación e interdependencia de todas las sociedades...". Añadiría que por las interconexiones e interrelaciones que la extrema movilidad que produce la globalización implica una extrema competencia, que reduce drásticamente la capacidad de actuar de los gobiernos en muchos ámbitos, hoy las fronteras son más móviles y liquidas.
En ese sentido, una sociedad internacional globalizada en su faz o cara política, como la actual es compleja por el tipo de relaciones que se dan entre las diferentes dimensiones de la globalización y por otra parte, por la sofisticación de las mismas en su definición, por su interdependencia, por los múltiples factores de las nuevas relaciones espacio-tiempo, por el dominio creciente de lo que es reflejo de la acción social, que mantiene la incertidumbre sistemática tanto en el plano individual como en el colectivo, ya que esto afecta de antemano las posibilidades de anticipar intereses, necesidades y comportamientos.
Así las cosas, una limitación selectiva de la soberanía puede mejorar el funcionamiento del sistema democrático, no está garantizado que todas las limitaciones implícitas en la integración de mercados vayan a funcionar, esta es una gran interrogante.
De allí, que en politología en ese sentido, se habla de "delegación democrática", esto es, la idea de que para obtener mejores resultados, hay ocasiones en las que el soberano tal vez prefiera circunscribir su poder (apelando a compromisos internacionales o delegando poderes a agencias autónomas).
Por tal razón, la consideramos efectivamente un proceso multidimensional caracterizado por seis vertientes principales interrelacionadas: La militar, económica con sus dos subdivisiones : la financiera y la comercial, la comunicacional/cultural, la científica,/tecnológica, la ecológica/ambiental y por última la política no por ser la última la menos importante, pero determinante de las relaciones internacionales actuales y el rol de los estados en la estructura internacional y de los diversos actores políticos que la componen internamente y su relación dialéctica con sus pares en otros lados de esa estructura nacional y subnacional (la sociedad civil y la política).
En efecto, en la globalización política reside el avance contemporáneo de las ideas de la democracia y de sus regímenes democráticos en una forma que va más allá de la representación a una democracia participativa más inclusiva como lo aspiraban los pensadores democratacristianos Mounier y Maritain. Esto se manifiesta en la mayor defensa de los derechos humanos, transparencia, sistemas pluripartidistas con mayor competencia electoral entre otros elementos estructurales.
Como también afirmó en un brillante artículo publicado hace unos años mi maestro el politólogo venezolano Carlos Romero: "El término es confuso, pero al popularizarse sirve para identificar un proceso no uniforme, contradictorio y complejo, el proceso mediante el cual, tanto desde el punto de vista político como desde el punto de vista económico, se observan profundos cambios en la estructura internacional contemporánea...".
Desde el punto de vista político estos cambios se caracterizan por tres procesos fundamentales: se tiene en primer lugar la ampliación del número de actores internacionales que van más allá de los Estados y donde participan actores no estatales también. Esto no significa que el Estado desaparezca a corto plazo, pero tiene que convivir con un mundo con el cual se relaciona por varias vías, el mundo de los organismos multilaterales, y de las organizaciones transnacionales, el cual se ha denominado "la sociedad civil internacional". Por otra parte, siguiendo al autor la agenda de problemas mundiales se amplía hacia temas no políticos de suyo, pero que se politizan, tal como el comercio o el medio ambiente o cambio climático. En tercer lugar, es necesario mencionar el importante flujo de información internacional y la "cercanía del conocimiento", todo lo cual atenta contra la tradicional manera de tratar los temas diplomáticos y comerciales, como la idea del secreto y del manejo confidencial de las relaciones internacionales, amparado por ya obsoleta visión dicotómica de la política externa separada de la política interna. Como se observa su faz política es rica, amplia y compleja.
jesus.mazzei@abordo.com.br 
FUENTE: Publicado en El UNIVERSAL - http://www.eluniversal.com/opinion/140417/globalizacion-su-faz-politica

"Segunda República": RUSIA Y LA CRISIS DE UCRANIA

Publicado el 16/04/2014 - Canal TLV1 Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR SU DIRECTOR Lic. JUAN MANUEL SOAJE PINTO

"Un País Diferente" - S.Merlo: Hay un vaciamiento del Banco Central y del capital productivo.

Publicado el 15/04/2014 - Canal TLV1
Enrique Avogadro conductor del programa entrevista a Ing. Susana Merlo, periodista, ex Directora del Canal Rural y ex Subsecretaria de Alimentos y Dr. Agustín Monteverde, economista, analizan el pronóstico del segundo semestre de este 2014. El campo y la supervivencia en la agroindustria, la inflación, el BCRA, deuda, reservas, emisión, devaluación, etc. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL DR. ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO

miércoles, 16 de abril de 2014

EL AJUSTE ES SÓLO PARA LOS PRIVADOS.

Lic. Jorge Ingaramo
La expansión de Base Monetaria, en marzo, para financiar al Tesoro, confirma que hay dos ahorros forzosos, todos a cargo del sector privado: a) recaudación por encima de la inflación y salarios ajustados por debajo y b) contracción real de los préstamos al sector privado y, en general, del crédito. Tendrá que ser muy grande y muy rápido el ingreso de las divisas de la cosecha, para evitar el impacto recesivo de ambos ahorros, que no puede ser compensado por gasto público ineficiente e inequitativo.

El frente externo.
El Ministro Kicillof asistió a la Asamblea del FMI, en Whashington, provocando la satisfacción de la Sra. Lagarde que,  “encantada” con la presencia del funcionario, dijo: “espero poder confirmar la posibilidad de trabajar juntos”.
Por su parte, Capitanich rechazó por “ideológico” el diagnóstico que el Fondo hizo de La Argentina, asimilando nuestro rumbo al de Venezuela y pronosticando un crecimiento casi nulo, “marcado retroceso de actividad, con inflación y deterioro de expectativas”. Por supuesto, la respuesta no se hizo esperar, “No hacemos ni decimos cosas a la ligera”. “Es comparar manzanas con manzanas y zanahorias con zanahorias”. Lagarde muy vegetariana.
Entretanto, el máximo representante del gobierno de los Estados Unidos en La Argentina (ya sabemos que no hay Embajador), elogió la voluntad del gobierno argentino en la resolución de temas problemáticos. Sostuvo que “los tiempos pueden ser más lentos”, al ser consultado sobre nuevos créditos a La Argentina y vinculó los tiempos con las cuestiones tales como Club de París, hold-outs, Repsol, CIADI, etc..
Finalmente, el Ministro está tratando de destrabar la relación con el Banco Mundial, donde el gobierno norteamericano hace tiempo vota en contra de nuevos créditos, a raíz del incumplimiento argentino, desde 2007, con la revisión periódica “rutinaria” conocida como Artículo IV. Se sabe que en el Directorio del Banco Mundial, cada país compite con todos los otros miembros y que su capacidad para obtener nuevos financiamientos está vinculada a cuatro cosas: cumplir los compromisos con el Fondo; presupuestar y asignar las contrapartes locales, ya que el financiamiento es siempre parcial; ejecutar en tiempo y forma las obras o servicios financiados, a fin de promover siguientes desembolsos; y, muy importante, respetar los regímenes internacionales de licitaciones y compras contenidos en los acuerdos de financiamiento. Cuesta pensar que La Argentina haga todo esto y, por consiguiente, tenga derecho a recibir nuevo financiamiento.
La cuestión con el CIADI con el Banco Mundial parece estar cerrada; en las estadísticas y la información, hay algunos avances pero “no podemos sacar conclusiones en cuestión de una semana” (FMI); el arreglo con Repsol va por buen camino; de modo que faltan avances más explícitos con respecto a las auditorías del Artículo IV, el consecuente arreglo definitivo con el Club de París y la aceptación por parte del FMI, de la validez del sistema estadístico local. No obstante ello, seguramente algún desembolso podria ser destrabado en los créditos del Banco Mundial, más como gesto de buena voluntad ante el visible cambio de La Argentina, que como premio por el cumplimiento efectivo de las normas, en los “clubes” en los cuales somos socios.
Puede leerse, a estar por trascendidos, que la Presidenta no quiere deuda del Tesoro en dólares, pero desea financiamiento privado para empresas privadas, que se traduzca en ingreso de divisas (provenientes de los países miembros del Club de París), complementarios a nuevos desembolsos de organismos internacionales. Por supuesto, no quiere que le revisen las cuentas públicas (están andando bastante mal) y tampoco desea parar obras que requieren imprescindiblemente del financiamiento de organismos multilaterales.
En síntesis, La Argentina se queja porque la tratan mal, cuando hace las cosas mal y pretende poner condiciones en clubes donde es un accionista muy minoritario, que normalmente no cuenta con la “afectio societatis” de los principales socios miembros. Pero, … algo se va avanzando.
El reciente anuncio de Chevron, por MU$S 1.740 adicionales, en inversión asociada con YPF, que se suma a los MU$S 1.200 teóricamente desembolsados, demuestra que hay señales de cierto interés y que se podrían estar incubando programas de inversión que están en la gatera, ante futuros anuncios, tales como Artículo IV, Club de París, aprobación de estadísticas, etc.. No seríamos Venezuela.

El frente interno.
Salta a la vista que el ajuste monetario y cambiario, iniciado en la cuarta semana de enero, que ha sido acompañado por la muy buena performance recaudatoria, en el primer trimestre, no ha llegado a los números fiscales y, por ende, se recuesta exclusivamente en un ajuste privado. Veamos algunas evidencias de esta afirmación:
-            El incremento del 33,9% trimestra, en los Recursos Tributarios Totales y del 36,1% en lo recaudado por DGI y Aduana, supera al 29,6% logrado por la UOM oficialista. Quiere decir que hay un ahorro “forzoso”, impuesto por el sector público al sector privado que, en vez de destinarse a resolver los problemas de las empresas y del consumo, se está usando para aumentos persistentes del gasto público. Así, los Ingresos de Hacienda del mes de febrero, superaron en un 30% a los de hace un año, mientras que los Gastos lo hicieron en un 44,4%. Incluso si se descuentan los Servicios de Deuda, el incremento del Gasto es del 42,1%. Quiere decir que el Estado sigue tomando recursos de la sociedad, tanto por la vía de los impuestos como a través del endeudamiento o la lisa y llana aplicación (ahora menguada) del impuesto inflacionario.
-            La política monetaria del Banco Central ha redundado en una contracción de los préstamos al sector privado, mientras se expanden los depósitos a plazo, alentados por la suba de la tasa de interés. Vale decir, hay menos crédito privado y los depósitos se destinan a colocaciones de Títulos Públicos o a suscripciones de LEBACs, en pesos o dólares, del Banco Central. Es dolorosa la contracción nominal del crédito, cuando un país que exporta alimentos se ve obligado a devaluar (55% interanual) y, por ende, no puede evitar la traslación a precios de la modificación del Tipo de Cambio y el consiguiente perjuicio al ingreso popular: los jubilados recién cobraron ahora su aumento nominal, ya devorado por la inflación. Si uno supone un crecimiento de los precios, en lo que va del año, de entre un 10 y un 11%, entonces la caída de los préstamos al sector privado fue de, por lo menos, el 11,5%, en términos reales. Es difícil que se soporte mucho tiempo semejante contracción, mientras el sistema financiero asiste a la refinanciación de la deuda pública, a la colocación de nuevos títulos (se captaron M$ 5.400 de un programa de 10.000, pagando BADLAR más 200 puntos) y a la vez contribuye a la fuerte reducción en la velocidad de circulación del dinero. Nótese, que en lo que va del año, la Base Monetaria se contrajo 4,8%; el M2, que tiene los depósitos en Caja de Ahorro lo hizo al 11,2%, mientras que el M3 ampliado, que contiene las todas las inmovilizaciones subía 0,7%. La lógica indicaría que el gobierno no confía, como antes, en el impuesto inflacionario. Si, como se dijo, no quiere endeudarse en dólares, la presión que hará sobre el sistema financiero se tornará insoportable, una vez que comience a sumarse a la esterilización de la emisión monetaria, que el Central deberá efectuar para comprar los saldos de la cosecha gruesa. Hay que ¡sacar al Tesoro de la demanda!
-            La incoherencia, como siempre, proviene del financiamiento del déficit público. El último Informe semanal del BCRA, tiene varias perlitas: a) en  lo que va de 2014, la expansión de Base para financiar al Sector Público, fue de M$ 13.159 y los Adelantos Transitorios crecieron en M$ 3.650, sólo en los últimos 30 días. Si uno recuerda la conducta prudente del mes de enero (hubo vencimientos de deuda que implicaron déficit financiero del Tesoro, pero hubo asistencia de ANSES y no emisión) y la compara con las de febrero y marzo, salta a la vista la contradicción absoluta entre las políticas contractivas, impuestas al sector privado y la “fiesta” de gasto público. No tenemos los números de Hacienda de marzo, pero estamos persuadidos, a juzgar por los Informes del Central, de que el financiamiento monetario fue muy abundante.
-            El resultado de febrero de Hacienda, -al desequilibrio financiero, se le suman las Transferencias recibidas de ANSES, por refinanciación de deudas, y del Central (compromisos con Organismos Internacionales y compras de gas)-, anualizadas, dan la friolera del 3,5% del PBI como necesidad de financiamiento. No se hizo ningún esfuerzo fiscal y se promete transformar en subsidios y asistencia a sectores desfavorecidos, lo que se logre obtener por el ajuste tarifario. Estaríamos igual o peor que el año pasado, en un año en el que no hay elecciones. ¿Habrá dado la Presidenta la orden de aumentar el gasto público deliberadamente, una vez que se enteró que Fábrega le podría garantizar cierta pax cambiaria?. ¿O será meramente despilfarro, incontenible despilfarro?.
-            El Banco Central, que ha cambiado totalmente su conducta con respecto al financiamiento público, está cancelando LEBACs en pesos (emite moneda), de manera preventiva, ya que todo indica que deberá colocar gran cantidad de Letras para esterilizar el ingreso de divisas por la cosecha. De hecho, dos datos deben ser contemplados: a) los aceiteros, al 4 de abril, llevan declarados un 17,9% más, que en 2013, en dólares, que no se reflejan para nada en la acumulación de Reservas y b) en los últimos 30 días, el Central canceló  M$ 3.026 en LEBACs mientras aumentaba (en MU$S 161) la colocación de las nominadas en dólares. Como se dijo, se prepara para continuar esterilizando, sin que el cuasi fiscal se le vaya de las manos. Así, hace un año, el coeficiente de LEBACs y NOBACs en pesos / Base Monetaria, era de 34,8%. Subió, hace 30 días, a 43,6% y bajó a 41,5%, al día 4 de abril pasado.  No obstante ello, la Base crece (17,5 anual) muy por debajo de la inflación.

En síntesis.
Parece claro que el Ministerio de Economía avanza en el frente externo; que la Presidenta no quiere reducir el gasto público; que tampoco quiere endeudarse en dólares y que, en lo posible, se tratará de aplicar (menos) el impuesto inflacionario (aumento de la recaudación) y (más) el endeudamiento con el sistema financiero y con la ANSES, para mantener elevadas erogaciones estatales.
Dicho de otra manera, hay dos ahorros forzosos, todos a cargo del sector privado: a) recaudación por encima de la inflación y salarios ajustados por debajo y b) contracción real de los préstamos al sector privado y, en general, del crédito, para asistir al Tesoro. Tendrá que ser muy grande y muy rápido el ingreso de las divisas de la cosecha, para evitar el impacto recesivo de ambos ahorros que, como se sabe, no pueden ser compensados, en términos de actividad económica, por un gasto público ineficiente e inequitativo.
ENVIADO POR ARTURO NAVARRO - www.arturonavarro.com.ar

"Se llama Rolando...tiene 15 años y es sostén de su familia..".

Ver la foto en el mensajePor Ricardo Bustos
Esta mañana y antes de otro fin de semana largo, llevamos a nuestra "Lola" al Veterinario para un control de rutina y como no me gusta cuando la suben a la camilla para revisarla, le pedí si podía quedarme en la vereda esperando así Ella no se ponía mal al verme. 
Frente a la veterinaria, hay una hermosa Escuela Técnica y en ese momento las chicas y  chicos estaban en uno de los recreos mientras en la otra vereda un contemporáneo de Ellos, se ganaba unos pesos cortando el pasto en casa de una vecina. No se si es por mi edad o por la curiosidad, crucé la calle y me acerqué a preguntarle si estudiaba porque pude observar como se miraban mutuamente los de la Escuela con El. Me respondió que se llama Rolando, tiene 15 años y en parte es sostén de la familia porque su Papá falleció hace un tiempo y Mamá trabaja en casas de familia 12 horas por día y como son cuatro hermanos mas pequeños, los gastos a la hora de alimentarse, vestirlos o llevarlos a la Escuela achican el presupuesto si deja de trabajar.
Pensé en los miles de NI NI que se anotaron y algunos ya cobran el susbsidio y no trabajan ni estudian pero tienen ya 18 años mientras Rolando con sus 15 no recibe ningún apoyo para poder ir a estudiar, entonces me di cuenta, tarde, que por mas que nos digan que la educación es gratuita, hay muchos casos en los que ese sostén de 15 años de edad no puede abandonar a la familia para ir a la Escuela y el propio Estado a través del gobierno no ha pensado como se solucionan este tipo de problemas. Veo que cuanto mas nos fijamos en nuestro gran y hermoso interior del país mas claras son las postales que se asemejan, cambiando paisajes y colores, pero con la misma nitidez en su resolución. En las chicas, que también trabajan en casas de familias, el caso es peor ya que en sus cabecitas solo cabe la posibilidad de encontrar algún príncipe azul, un desfile de modelos, una remota posibilidad de llegar a la Capital y probar fortuna Dios sabe donde y con quien y mientras tanto, la carita de frustración se nota toda vez que pasan frente a una vidriera en donde las demás chicas de su edad por su "otra" condición socio-económica  pueden adquirir las prendas de moda que tanto les gusta lucir a Ellas.
Volví a la Veterinaria y el Dr. me miraba con cara de asombrado mientras me decía que no tenía porque mostrar ese rostro ya que nuestra "Lola" estaba sanita y no había por que preocuparse, sin saber claro, que la historia era otra y mi cara recordaba a Rolando y su máquina de cortar pasto en una vereda y los chicos de la Escuela Técnica en la otra.
Como vivo en un hermoso pueblo a 12 kms. de la Veterinaria del Dr. de "Lola", volvemos cantando bajito por la misma ruta que lleva a miles de turistas a las Cataratas  en la radio del auto justo a la hora del informativo habla el Ministro de Economía de la Nación, Don Axel (y no por la edad) diciendo que 
la culpa de la inflación y la suba de precios "descuidados" era de los medios opositores, a quienes acusó de crear "una sensación de desánimo, de incertidumbre, de poca visión del porvenir". dijo además que  ese tipo de información hace que los comerciantes aumenten sus precios y que algún empresario suspenda inversiones". al trabajar sobre las expectativas (los medios) están perjudicando al resto de los argentinos"
Apagué la Radio y comencé a hablarle a "Lola" nuestra perrita que a esta altura, seguro era la única que podía entender tanta mentira y soberbia humana. Pensé mucho en Rolando con sus 15 años y recordé como fueron los míos, aquellos en los que trabajaba y estudiaba porque esa era la consigna en la mayoría de los hogares antes, cuando nos inculcaban desde la cuna la cultura del trabajo. La frase mas común era..."Para ser buen patrón...primero debes ser muy buen peón". Lamentablemente hoy el futuro de millones de jóvenes, aún los que reciben el plan de los NI NI, es incierto porque está comprobado que los que NI ESTUDIAN NI TRABAJAN, con el subsidio NI TRABAJARAN NI ESTUDIARAN porque no se les ha inculcado desde el propio hogar ese tipo de inquietudes a la hora de planificar sus vidas. Hay muchos hogares en donde la inmadurez de los padres, destruye el camino hacia la madurez de los jóvenes por la competencia desleal en el seno de la propia familia y ese es otro tema grave a la hora de investigar las causas de la decadencia en nuestra golpeada sociedad.
"Adquirir desde jóvenes tales o cuales hábitos no tiene poca importancia: tiene una importancia absoluta."
Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego
Ricardo Bustos DNI 7788556 Capioví - Misiones - Argentina
ENVIADO POR SU AUTOR

La política y el derecho argentino entre dos concepciones de Libertad

Por Fernando Romero
Investigador del área de Estudios Político-Sociales del
Centro de Estudios Libertad y Responsabilidad (LibRe)
http://www.libertadyresponsabilidad.org/?p=908
 

martes, 15 de abril de 2014

¿Argentina vuelve a ser rubia y de ojos celestes?


ImageDe pronto, los grandes fondos de inversión internacionales vuelven a mirar al país con ojos libidinosos. El cambio de algunas variables generó atracción en aquellos que sólo veían riesgo.
Por Ignacio Ross
Particularmente, me gustan las morochas de ojos bien oscuros. No obstante, en la Argentina parece haber una obsesión por las rubias. Todas las mujeres, en algún momento de su vida, pasan por una etapa donde se platinan el cabello, tal vez emulando a alguna actriz famosa o a la presentadora glamorosa de turno.
Sin embargo, esta columna no se trata de nosotros, sino de cómo nos ven. Hace un par de semanas, empezó un movimiento distinto. Incipiente, no le voy a mentir. Es apenas un rumor de pasillo.
Algunos periodistas especializados sostienen que la semana pasada se podía ver a ejecutivos de algunos bancos de inversión extranjeros recorriendo la city, haciendo preguntas, tomando notas, consultado por ratios de valuación de empresas e investigando la capacidad de repago de algunos títulos públicos.
Rebobinemos un poco. ¿Mejoró dramáticamente la situación de las reservas? ¿El maquillado déficit fiscal ya se transformó en superávit? ¿Desapareció la inflación? No parece ser el caso.
Sin embargo, no podemos dejar de ver que en el último tiempo se tomaron decisiones promercado, de esas que los grandes inversores ven con buenos ojos.
Ajuste, devaluación, suba de tasas, protección de las reservas (con las que se pagan los bonos en dólares), resurgimiento de los dividendos de las empresas, sinceramiento de la inflación, entre otras. No es menester de esta columna, analizar si son todas positivas para la economía local. Lo que es claro es que seducen a los inversores.
Fíjese en los grandes números. Mire a continuación el comportamiento que el Merval -principal indicador de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires- comparado con Wall Street.
Algo similar sucedió con los ADRs (acciones argentinas que cotizan en Nueva York), que registraron un excelente comportamiento la última semana.
Existe un tenue cambio al ojo de los analistas. Todavía no descorche que queda mucho camino por recorrer. La deuda pendiente con el Club de París y el juicio contra los holdouts en Nueva York, sin duda, son temas pendientes que podrían afectar las cotizaciones de los activos locales.
Sin embargo, algunos bancos de inversión norteamericanos están desempolvando sus viejos apuntes sobre la Argentina y empiezan a dar algunas recomendaciones de compra.
Pulgar arriba del Morgan Stanley
Interesante es el caso del Morgan Santley. Este banco, uno de los de mayor posicionamiento en Wall Street, comenzó la cobertura de IRSA (referente del real estate y dueña de algunos de los shoppings más grandes del país), recomendando comprar la acción con un precio objetivo de US$ 16 para los próximos doce meses.
Esos US$ 16 representan el equivalente de $ 15,75 para la acción en la plaza local, considerando que un ADR en Wall Street equivale a diez acciones de esta firma en Buenos Aires.
Tras conocerse este anuncio, la acción en la plaza local acumuló una suba de 10 puntos en una semana.
A nadie le cabe duda de que los activos locales están en precios bajos. Lo venimos diciendo desde hace años. Sin embargo, es el costo del llamado "riesgo argentino". Es el peso de algunas decisiones del Gobierno en la credibilidad de nuestro mercado.
El cambio
El golpe de timón que realizó la administración K puede ser honesto o aparente. Lo interesante es que está empezando a convencer a algunos de que en la Argentina podrían aparecer oportunidades, si se organiza la cosa.
En el último informe de la consultora Econviews -que comanda Miguel Kiguel- surgía está pregunta, con su consecuente respuesta:
¿Qué motiva al Gobierno a emprender un cambio tan grande en sus políticas (económicas)?
Una razón es que Cristina decidió que quiere terminar su mandato sin shocks económicos y para alcanzar este objetivo ella debe hacer algunas correcciones a mitad del viaje, así esto signifique tener que dar algunos tragos amargos.
La respuesta
Cuando le digo que el Morgan Stanley revisó sus análisis, no sólo me refiero a empresas del sector inmobiliario, como lo es IRSA.
El sitio especializado Iprofessional así describía la situación:
Un informe del banco de inversión Morgan Stanley afirma que las entidades financieras argentinas "ofrecen la oferta más atractiva de crecimiento en América Latina".
Así explica el rally que sufrieron las acciones del Galicia, Macro y Francés en Wall Street, con ventajas que llegan a casi el 30% en lo que va del año. Ayer, a pocos minutos del cierre, estos papeles operaban con bajas en torno al 2%.
Morgan Stanley explica que los bancos argentinos -junto a las entidades mexicanas- se encuentran infravalorados con respecto a sus pares latinoamericanos.
"Los precios promedio por cada punto de cuota de mercado en México y en la Argentina son un 30% y un 60% inferiores al promedio regional", apuntó el banco en un informe. "Si el escenario macro juega bien para ambos países, creemos que estos valores siguen teniendo un potencial significativo", agregó, según Ámbito.
Por otra parte, este cambio de perspectivas no afecta sólo a las empresas (acciones), sino también al Gobierno (bonos). En momentos en que se está haciendo todo lo necesario para salir a tomar deuda al extranjero, los rumores se suceden.
Todas las semanas se habla de alguna entidad que ofreció dólares para fortalecer las reservas. La semana pasada conocimos la alternativa de un banco Suizo que le prestaría dólares al Banco Central contra los títulos públicos que posee, una idea que hoy no cuenta con el ok del oficialismo, pero que se suma a otras similares de entidades norteamericanas.
Mientras tanto, Axel Kicillof sigue en un complejo tango con el FMI y el BM para convencerlos de las buenas intenciones de la administración K. Ambos organismos esperan que esa seducción sea dada por los fríos números. Con el visto bueno de ambos, el acuerdo con el Club podría estar a la vuelta de la esquina.
Más allá del impacto que tendrá esto para las administraciones futuras que se deberán hacer cargo de estos planes de pago que hoy acordamos (Repsol, empresas ante el CIADI y posiblemente el Club), lo cierto es que mostraría voluntad de cumplir con los compromisos asumidos y un maquillaje difícil de resistir para aquellos inversores internacionales ávidos de riesgo y cansados de las tasas bajas.
Para conversar sobre éste y otros temas de la economía local, te invito a seguirme en twitter: @IgnacioRos.
Hasta la próxima. Saludos,
FUENTE: PUBLICADO EN EL INVERSOR GLOBAL- Newsletter semanal - enviado por mail

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG