Buscar articulos

Cargando...

domingo, 14 de septiembre de 2014

Ocultar el problema no lo resuelve.

Por Alberto Medina Méndez 
La eterna mirada de corto plazo, las interminables urgencias electorales y la imperiosa necesidad de sostener poder, vienen empujando a los gobiernos y a la política a disfrazar la realidad para no quedar exageradamente expuestos. Apelan con convicción a deformar las cifras, implementar normas y confundir a toda la sociedad para lograr sus objetivos.
Muchos dirigentes políticos piensan que su tarea consiste en esconder problemas, justamente porque estos pueden ser ocultados indefinidamente. Siguen apostando a la dinámica que les propone esa vieja estrategia que dice que lo que no se puede visualizar, no existe.
El recurso más común, aunque no el único, reside en manipular las estadísticas. El objetivo central es que "el termómetro" no alerte sobre la presencia de la fiebre, o si lo hace, que parezca algo de escasa gravedad.
La leyenda dice que si las cifras no convalidan un suceso, este mágicamente desaparece convirtiéndose entonces en un tema absolutamente subjetivo, opinable, de meras percepciones y sensaciones.
Es imposible dar batalla a los asuntos que preocupan si antes no se sabe su magnitud aproximada y si no se alcanza previamente un diagnóstico afinado que permita saber como enfrentarlo con cierta chance de éxito.
Algunos gobernantes han decidido deliberadamente silenciar las dificultades, ponerlas bajo la alfombra y que no se hagan evidentes. No es que no sepan que la mentira tiene patas cortas y que tarde o temprano la verdad saldrá a la luz, sin que exista modo alguno que evite su visibilidad.
Lo que sucede es que ellos apuestan decididamente al corto plazo. Trabajan para que el obstáculo no los afecte electoralmente en el turno que se acerca. El subsiguiente está demasiado lejos. Más adelante decidirán ocuparse de él o simplemente volver a disimularlo hasta mejor oportunidad.
No es que los políticos realmente crean que el conflicto dejará de estar presente por su simple capricho. Saben que eso no ocurrirá. Para ellos sólo se trata de superar la coyuntura, de patear el inconveniente hacia adelante y no precisamente de invertir energías en solucionarlo.
En general son asuntos complejos, cuya resolución lleva mucho tiempo. Por eso no hacen esfuerzo alguno en solucionar la cuestión de fondo, porque su eventual éxito no podrán capitalizarlo políticamente.
La lógica de la democracia contemporánea obliga a triunfar en cada turno electoral. Siempre la elección más importante es la que viene. Por eso el político sólo intenta superar la coyuntura, sin pretender resolver el aprieto.
Una parte importante de la responsabilidad tiene que ver con una sociedad que también juega ese juego, que permite que la prioridad electoral sea más trascendente que los escollos que propone la cotidianeidad.
La mayoría de la gente premia con su voto a los que niegan las contrariedades y no a aquellos que deciden exhibirlas. Es por eso que los que ofrecen un mundo color de rosas se ven incentivados a repetir conductas inadecuadas. La sociedad ha caído en la trampa de la "evasión".
Habrá que asumir que las dificultades están ahí. Una decisión normativa no elimina la pobreza sólo por modificar ciertos parámetros. Tampoco la actitud de no denunciar hace que los niveles de delincuencia disminuyan. La inflación no se reduce porque la lista de productos incluidos en el relevamiento se altere, o porque los algoritmos y ponderaciones se manipulen para minimizar su impacto. Tampoco al impedir que los alumnos tengan puntajes bajos se los convierte en inteligentes o sabios.
Es probable que por ahora triunfe la mezquina modalidad de camuflar problemas. Es posible que los más perversos dirigentes se salgan con la suya durante algún tiempo. Es factible que la gente termine castigando electoralmente a los que les hablan desde la incómoda sinceridad.
Pero no menos cierto es que las sociedades maduran y que, en algún momento, los ciudadanos entenderán que es preferible enfrentar la verdad por dolorosa que sea, a vivir en un mundo irreal plagado de fantasías.
Desde lo estrictamente práctico, lo más relevante pasa por comprender que los tropiezos que no se explicitan, tampoco se atienden. Y que aquellos otros a los que se intenta quitarle relevancia, jamás serán encarados.
Como en la vida misma. Si alguien no identifica un drama, no se ocupará del mismo. Si cree que es insignificante, tampoco merecerá que se le preste demasiada atención. Sólo valdrá la pena ser abordado cuando su existencia obstruya posibilidades futuras o impida seguir adelante con el presente.
Una forma de interrumpir esa inercia es recompensar a los que no eluden la realidad, a los que la describen con crudeza. Son ellos los que podrán diseñar soluciones efectivas, los que se animarán a abordar los asuntos con la seriedad que se merecen. Los otros, los que juegan al ritmo de la democracia electoral, los que se sirven de ella, seguirán funcionando con las crueles reglas de la actualidad, intentando desnaturalizarlo todo, escondiendo las preocupaciones, no porque vivan engañados, sino porque saben que la sociedad los incentivará a recorrer ese camino. Es la gente y no la política la que debe entender que ocultar el problema no lo resuelve.
Sobre su autor: www.existeotrocamino.com
ENVIADO POR SU AUTOR

MILTON FRIEDMAN: "El destructor de falacias"

Por Javier  Milei - Federico Ferrelli Mazza - Mariné Breyan



VER PDF 
http://www.luminpdf.com/files/4267211/M.%20Friedman%2C%20el%20destructor%20de%20falacias.%20MILEI-FERRELLI%20MAZZA-BLEYAN.pdf

ENVIADO POR  UNO DE SUS AUTORES: JAVIER MILEI

sábado, 13 de septiembre de 2014

Vendiendo a Mamá

Por  el Dr. Enrique Guillermo Avogadro
"Y apareces tú
vendiendo el último jirón de juventud,
cargándome otra vez la cruz.
¡Cruel en el cartel, te ríes, corazón!
¡Dan ganas de balearse en un rincón!" Homero Expósito


Con la publicación de la encuesta permanente del Observatorio de la Deuda Social, dependiente de la Universidad Católica Argentina (UCA), encontré un nuevo justificativo para la indignación que se reflejó en mi columna anterior -"Crímenes, canutos y aprietes"-, agravada por las estúpidas descalificaciones que Koki Kapitanich hiciera al respecto. Señaló el estudio que nada menos que el 40% de los argentinos menores a 18 años no consigue satisfacer sus necesidades básicas, con especial énfasis en el Gran Buenos Aires.
El viernes desayuné más indignado aún. Las nuevas normas educativas de la Provincia de Buenos Aires que, en la práctica, prohíben aplazar a los alumnos de primaria son, literalmente, una animalada. La decadencia terminal de la educación en la Argentina se debe medidas populistas como ésta, que los sucesivos gobiernos van acumulando una encima de otra y, sobre todo, al imbécil ideologismo que impregna a los sindicatos docentes.
Hemos permitido, mirando para otro lado, que se condenara a las futuras generaciones al fracaso más absoluto, porque la ignorancia les impedirá insertarse en un mercado laboral que, cada vez más, exige conocimiento y especialización. Por lo demás, me surge una inquietud: si, con el sistema de notas y aplazos, Sarmiento y sus sucesores pudieron hacer que tuviéramos un nivel de excelencia en la educación, internacionalmente reconocido, ¿por qué suponen estos cretinos que nivelando hacia abajo revertirán la terrible situación actual?
Pero volvamos al tema concreto de esta columna. Néstor Kirchner (q.e.p.d.) y su viuda, la actual Presidente, resultaron esenciales a la hora de privatizar YPF, a punto tal de trabajar intensamente en convencer a los restantes gobernadores involucrados y llegar al extremo de enviar al avión sanitario de la provincia a recoger a un legislador del norte para llegar al quorum necesario para aprobarla. Claro que ese gesto fue retribuido por Menem con el pago de la suma de quinientos millones de dólares a Santa Cruz que, por consejo de Cavallo y con la intervención de muchos intermediarios (hoy sospechados de lavado de dinero), fueron fugados al exterior y depositados en cuentas ¡a nombre personal del finado!
Los avatares -y la falta de vergüenza- de la política hicieron que, en la década "ganada", ambos cónyuges abjuraran de su declarada admiración por el riojano y por su Ministro de Economía, y construyeran parte de su poder parados sobre feroces críticas a los 90's, un período que, según esta nueva óptica, generó todos nuestros males actuales, a partir de la venta de las "joyas de la abuela", casi todas las empresas públicas.
Hoy, sumida en la desesperación por la desaparición de las reservas internacionales (un fenómeno causante de la caída de varios presidentes en el pasado) y cercada por los frutos de su nefasta actitud frente al mundo, que le impide acceder a los mercados voluntarios de crédito, la viuda se aferra al único tronco que, en su visión, le permitirá flotar, hasta el final de su mandato, en el río que ella misma y los inexpertos y torpes niñatos a los que puso a conducir la economía han revuelto hasta extremos impensados.
La brutal crisis que el gobierno del "socialismo del siglo XXI" produjera en Venezuela impide que sigan llegando dólares desde Caracas; China parece haberse convertido, así, en el único sostén al que apelar cuando ya todo, en la Argentina frente al mundo, se ha quemado por los desmanejos en materia de política exterior. Para verificarlo, basta recordar el penoso proceso del memorandum firmado con Irán, la identificación oficial con los terroristas de Hamas, o el actual desprecio argentino al boicot económico que la Unión Europea impusiera a Rusia por la guerra que lleva adelante contra Ucrania, que probablemente nos cueste toda relación comercial con el bloque.
Producto de esa desesperación y de la mala praxis de Cancillería, y de la necesidad de continuar robando, aparecieron los swaps de intercambio de monedas, la compra de coches ferroviarios y la propuesta de financiar las absurdas -por caras, ineficientes y no prioritarias- represas de Santa Cruz, proyectos rebautizados Cepernic y -¡cuándo no!- Néstor Kirchner. Pero sucedió lo impensable: la agencia oficial china de calificación de riesgo soberano determinó que la Argentina está en default y, con ello, todo adquirió ritmo de cuentagotas.
Y aquí llegamos al meollo. Para aceitar la complicada relación con el gigante asiático, a nuestra inefable Presidente no se le ocurrió nada mejor que cerrar un acuerdo que habilita a China a instalar en el sur argentino una base, con el declarado propósito de investigar el cosmos pero, como tiene cláusulas secretas -lo mismo que el contrato firmado con Chevron para Vaca Muerta-, admite la sospecha de uso militar; para agravar la situación, mientras se grita la consigna "Patria o Buitres" o se despotrica contra la Justicia norteamericana, la futura base -aunque ya está en avanzada construcción- estará bajo jurisdicción de los jueces chinos.
En resumen, después de ser cómplice de Menem en la denostada venta de "las joyas de la abuela", la viuda de Kirchner no hesita ahora en vender a la madre tierra -un pedazo de la Patria misma- para intentar que el nivel de reservas internacionales baje hasta la asfixia total y, con ello, se lleve puesto a su gobierno. ¡Notable parábola! Lo más sorprendente es que no se haya producido ya una explosión popular de rechazo a la iniciativa, como la que acompañó, apoyándolo, el desembarco en Malvinas, cuando en ambos casos se trata de compromisos del territorio nacional. Por lo demás, basta con mirar a Africa Subsahariana para descubrir, rápidamente, qué sucede cuando el gigante asiático se hace con las commodities (sean cereales, minerales, energía) de un país, ya que las necesita como el aire para alimentar su crecimiento. Sin embargo, en la nube de flato que puebla la mente del kirchnerismo, habremos cambiado así a los perversos yankees por los benefactores chinos.
Para colmo de males, el miércoles la Cámara de Diputados convirtió en ley el desacato a las sentencias de tres instancias judiciales que el mismo Gobierno, hace escasos meses, juró respetar. Aún se desconoce qué efectos concretos tendrá este disparate para la Argentina y para los funcionarios responsables, pero pretende transformarse en una gigantesca auto-amnistía por los ya denunciados delitos que se habrían cometido en los canjes de 2005 y 2010; recordemos, a mero título de ejemplo, que en este último Guita-rrita está siendo investigado por sus negocios con Arcadia, una financiera que, asesorando a los tenedores de bonos en default, le dictó las condiciones en que se realizó la operación.
Dejo para el final lo único tragicómico de la semana. Un año después de anunciar, con bombos y platillos y cientos de aplaudidores compulsivos y rentados que la isla Demarchi se transformaría en un nuevo polo cultural dedicado, en especial, a la industria cinematográfica, la señora Presidente de los cuarenta millones de imbéciles en que nos hemos transformado los argentinos nos sorprendió, con el mismo coro de palmas, al decir que allí se construiría la torre de departamentos y oficinas de lujo, con shopping, cines, etc., más alta de América Latina.
El faraónico proyecto que exhibió es de un delirio tal que debe ser comparado, sin dudar, con aquél avión estratosférico que nos permitiría viajar en cuatro horas a Japón. Hasta el marco se parece pues, mientras Menem no tuvo reparos en anunciarlo en una escuela rural de esas que ni piso de concreto tienen, doña Cristina lo hizo el mismo día en que la UCA diera a conocer su lapidario informe. Tal vez, estos parecidos se deban a la identidad peronista de ambos, ese movimiento político que, habiendo gobernado la Argentina casi ininterrumpidamente en los últimos veinticinco años, no consigue explicar por qué el país (sobre todo, el Gran Buenos Aires) se encuentra en este estado de postración, decadencia y miseria.
Córdoba, 14 Sep 14
Enrique Guillermo Avogadro
Abogado

ENVIADO POR SU AUTOR

Capitalismo, política, empleo y salarios.

http://www.atlas.org.ar/images/autores/14.jpgPor el Dr. Gabriel Boragina *
Columnista
Aunque parezca mentira la ignorancia que existe sobre el capitalismo sigue siendo tan grande que no deja de sorprendernos la cantidad de juicios disparatados que se emiten de continuo sobre el mismo. A pesar de habernos ocupado bastante de este tema, volveremos a analizar algunos de los dislates más comunes que aun hoy en día todavía se siguen profiriendo sobre esta cuestión.
Por ejemplo, se dice que el capitalismo es el resultado de "las manipulaciones del poder". Pero ya hemos explicado que el capitalismo no tiene nada que ver con los "manipuladores del poder". Capitalismo y manipuladores del poder son términos antitéticos. El capitalismo es anti-poder, si por la palabra "poder" entendemos el poder político, ya que este último siempre ha sido el gran enemigo del capitalismo. Por el contrario, el poder político siempre ha querido absorber el poder económico que el capitalismo genera. Y como ya hemos expuesto, el poder político se nutre del poder económico del capitalismo y termina sofocándolo, hasta el punto en que los políticos se dan cuenta que si extinguen al capitalismo ellos mismos se quedarán sin el cuerpo económico del cual parasitan y lucran.
Luego se indica que el capitalismo "se beneficia" de las leyes políticas. Pero, al contrario, las leyes políticas siempre han perjudicado al capital, y por ende, al capitalismo desde luego. El capitalismo no tiene nada que ver con las leyes políticas, porque normalmente las leyes dictadas por los gobiernos a lo que apuntan es a expropiar el capital privado de mil maneras posibles: impuestos, tasas, controles de precios, aranceles, cuotas, inflación, racionamientos, y un sin fin de medidas que tratan por todos los medios de estrangular al capital, con el fin último siempre de que el capital privado pase a manos de los gobiernos y sus burócratas, que son los que lucran a costa del capital particular. Claro que hay "empresarios amigos" del gobierno, que también medran de este modo, pero estos "empresarios" no son capitalistas, sino estatistas, y en la medida que participan del robo estatal y del botín que el gobierno roba a los verdaderos capitalistas, dejan de ser empresarios y se convierten en cómplices del estado-gobierno delincuente.
Raramente se encuentran leyes que "beneficien" al capital privado. Cada vez es más extraño verlo en más países. Normalmente, las leyes benefician a los políticos exclusivamente, succionando el capital de los capitalistas. De este modo, el capital pasa del bolsillo de la gente al de los políticos. Que los políticos al frente del gobierno roben el capital privado no convierte a dichos políticos en "capitalistas", sino en lisos y llanos ladrones "de guante blanco" que tienen la ley de su lado. Es una aberración llamar a estos ladrones estatistas por el nombre de "capitalistas".
También otra sandez que se repite a menudo es que sería "falso" que el capital sea insuficiente. Pero quien diga esto no sólo nada sabe de economía, sino que además ni siquiera está al corriente de la actual situación económica mundial. En este marco descripto antes, el capital siempre será insuficiente, porque al haber pasado al bolsillo de los políticos implica consumo de capital. Enriquecen los políticos porque (debido a que) empobrecen los capitalistas. Tenemos que recordar que el capital siempre es privado, y siempre rinde sus frutos en manos privadas. Cuando el capital es expropiado por los gobiernos, los políticos que lo han expoliado generalmente tienden a dilapidarlo, por cuanto nada les ha costado obtenerlo. De la misma manera que el ladrón se da la gran vida con el botín, los gobernantes operan de idéntica forma cuando roban el capital de los privados mediante leyes que -directa o indirectamente- significan expoliación de capital, que es lo que ocurre en nuestros días en la mayor parte del mundo.
Asimismo se señala que el capitalismo es fruto de la política. Mezclar "capitalismo" con "política" es un gravísimo error. Que por común que es (y lo es) no deja de ser grave. El capitalismo no "nace" de la política, ni es su "resultado". Por el contrario, como ya hemos descrito, la política es la gran enemiga del capitalismo. El político trata de ser popular para obtener votos. Y va de suyo que los votos que le interesan son los de la mayoría. Los grandes capitalistas no forman parte de esa mayoría. ¿Por qué razón los políticos podrían tratar de "favorecer" a personas que no forman parte de la mayoría de los votantes? Ningún político ganaría elecciones solamente con los votos de los capitalistas. No tiene pues ningún motivo para hacerse "amigo" de capitalistas que no constituyen parte de la masa electoral. Masa electoral que si da el triunfo a los políticos. Por esto, el estúpido "argumento" que los políticos estarían en "connivencia" o "conciliábulos" con los capitalistas para beneficiarse, no es más que otra de las tantas boberías que dicen muchas personas que no tienen ni la menor idea ni de economía ni de política.
Se expresa que por "culpa" del capitalismo hay exceso de oferta por sobre la demanda. Y que esto es lo que causa desempleo o salarios "miserables". Otro grave error, fruto de desconocer economía. Ya que si la oferta crece más que la demanda y no se ajusta por el precio de mercado, quiere decir que allí no hay ni "capitalismo" ni "mercado libre" ni nada de esto. En este caso, lo que hay es estatismo, por cuanto si oferta y demanda no ajustan es porque existen medidas del gobierno que lo impiden, tales como las leyes de "salarios mínimos", que fijan salarios por encima del nivel de productividad laboral, generando desocupación.
Es por esto que el desempleo o paro (como le llaman en España) sólo existe en regímenes estatistas, no capitalistas. Es estatismo puro, de tipo intervencionista. No capitalismo.
Si no hay elevación de salarios no hay capitalismo. Hay estatismo. Intervencionismo. Porque si hubiera capitalismo, los salarios subirían vertiginosamente en todas partes. En este caso, al aumentar el capital, se generará inmediata competencia entre los empleadores para captar y atraer mano de obra desocupada o ya empleada. Esta competencia obligará a los empresarios a ofrecer mejores sueldos a la masa de trabajadores, con la consecuencia de disminución del desempleo y -simultáneamente- aumento de salarios. Pero en el sistema actual -estatista- esto no sucede, porque el gobierno restringe la competencia cada vez más. A la vez que ataca impiadosamente al capital. La derivación de esto último es: menores salarios reales, mayor tasa de desocupación, incremento de los niveles de pobreza. Esto es estatismo, no capitalismo.

NUEVAS ESTRATEGIAS PARA LA CARNE ARGENTINA

El INTA instaló una unidad de investigación en Europa para hacer trabajos conjuntos con centros referentes locales y brindar información confiable a los mercados. Una de las prioridades, demostrar la sustentabilidad de la ganadería pastoril intensiva del país.
Por: Liliana Rosenstein (*)
“En Europa, para el público, la intensificación es sinónimo de contaminación ambiental. Por eso, buscamos demostrar que los nuevos sistemas pastoriles intensivos de la Argentina son más sustentables que los planteos extensivos de sólo pasto de hace diez años. Y lo estamos haciendo en forma conjunta con investigadores europeos para ganar credibilidad”, dijo a Valor Carne el Ing. Agr. Daniel Rearte, coordinador de Labintex, la unidad de investigación del INTA en Montpellier, Francia, con respecto al trabajo expuesto en el Congreso Internacional de Ciencia y Tecnología de la Carne, ICoMST 2014, que se llevó adelante hace pocos días en Uruguay.
Así como el INTA tiene unidades en todo el país, a fines de 2012, abrió una en Francia donde se programan investigaciones de interés común para la Argentina y Europa. “Es un laboratorio sin muros. Identificamos los centros europeos más destacados en los temas priorizados por el instituto y concursamos un investigador senior, que se incorpora al equipo de la unidad donde se desarrolla el proyecto”, explicó. Así, en el tema elegido para la carne vacuna, participan el INRA de Clermont Ferrand, Francia, y el Scotland Rural College de Edimburgo, Escocia.
Para Rearte, esta estrategia, que también fue instrumentada por Brasil, es fundamental para brindar información confiable al mundo. “De nada sirve que nosotros sepamos las bondades de nuestros sistemas ganaderos si no estás acá, en Europa, discutiéndolas con sus científicos e incluso divulgando trabajos juntos. No es lo mismo que leas cómo disminuye el metano entérico con la suplementación en una publicación de un sudamericano, que si lo avala también un europeo, es una cuestión política. Incluso, hay que defenderla en foros internacionales, estar presente. Sobre todo en temas como éste que podrían convertirse en un futuro no lejano en barreras comerciales”, planteó.
El foco del proyecto
En la Argentina se piensa que la calidad es el atributo más importante de la carne, y sin dudas lo es, pero hoy Europa mira previamente la sustentabilidad ambiental: es su paradigma. “Vine a Francia con la idea de mostrar el alto valor nutritivo de nuestras carnes. Pero aquí nos preguntaban cuánto metano generamos por cada kilo de carne producido”, recordó. En tal sentido, los países de Sudamérica están en la mira ya que sus sistemas pastoriles son considerados responsables de altas emisiones de metano entérico. “Por eso, se priorizó esta investigación. Contar con datos propios es la única manera de ser creíbles”, subrayó Rearte.
El primer objetivo es medir cuánto gas metano producen los rodeos en los nuevos modelos pastoriles argentinos, algo que hasta ahora se estimaba mediante ecuaciones de otros países, que no necesariamente reflejan la situación local. “Hay que tener en cuenta que la emisión neta depende de la genética pero también del componente nutricional. Y esto va en línea con el tipo de planteo”, detalló.
En el proyecto se incorporó una investigadora argentina que estaba finalizando su doctorado en Edimburgo en emisiones entéricas de ganado en pastoreo. Actualmente, está trabajando en Balcarce con el mismo equipamiento y metodología del centro europeo. “El INTA está instalando dos cámaras de intercambio de gases, que cuestan U$S 200 mil cada una, en la que se introduce el animal y se cuantifica el gas emitido: una se ubicó en Balcarce y la otra en el NOA para los sistemas subtropicales. A su vez, los animales en pastoreo se evalúan a través de la captación del metano de los eructos. También, se capacitó a técnicos del instituto para realizar las mediciones”, contó.
En el segundo módulo se determinará qué tecnología utilizará la Argentina para mitigar las emisiones. Es decir, cómo se alimentará el ganado y cómo se manejará el pastoreo. Finalmente, se trabajará sobre la genómica de los microorganismos del rumen para conocer su dinámica, algo fundamental a la hora de planear herramientas superadoras.
Rearte piensa que la Argentina tiene grandes posibilidades de avanzar en materia de sustentabilidad ambiental. “Nuestra ventaja es que tenemos un importante margen para aumentar la producción de carne mejorando la eficiencia del stock. Es algo que Australia, por ejemplo, no puede hacer porque ya tiene una alta tasa de extracción”, explicó. Y detalló que “hoy, tenemos muchas vacas que no dan ternero pero emiten metano de la misma manera. Si uno divide ese metano por kilo de carne da muchísimo y, eso, es lo que miran los mercados internacionales”.
En el congreso
Rearte fue el único argentino invitado a dar una conferencia en ICoMST y, como aún no hay suficiente cantidad de datos derivados del proyecto, preparó junto al Ing. Agr. Aníbal Pordomingo, Coordinador de ganadería del INTA, una estimación de las emisiones de la ganadería basadas en los cambios ocurridos en rodeo nacional en los últimos años.
“En 2008, teníamos un stock de 57/58 millones de cabezas, luego bajó a 49 millones y hoy en día repuntó a 51 millones. El objetivo país es aumentar la producción de carne, pero no expandiendo el stock, lo que atentaría contra la sustentabilidad ambiental, sino a través de la mejora en la eficiencia”, argumentó ante unos 400 expertos de 40 países. Con esta premisa y teniendo en cuenta la expansión de la frontera agrícola, que limitará el incremento del rodeo, los investigadores hicieron las predicciones para los próximos años.
“En 2020, si bien mantendremos las 51 millones de cabezas, la producción de carne crecerá a 3,2 millones de ton, gracias a que la extracción avanzará del 25 al 28%. Por lo tanto, la emisión bajará de 38 a 35 kg CH4 CO2-eq por kilo de carne”, vaticinó Rearte.
“En síntesis, aunque nuestros sistemas ganaderos se están intensificando, estamos ganando en sustentabilidad y manteniendo la calidad nutricional de la carne argentina”, finalizó.
(*) Editora de Valor Carne.
ENVIADO POR PREGON AGROPECUARIO  http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=5642#9MztR70rKEie7e24.99

Mi estrategia de trading infalible

ImagePor Bill Bonner.
Ayer cumplí 66 años. ¿Cuándo me hice tan mayor? Ni siquiera puedo recordarlo...
Pero "con 66 años eres aún joven" me dice todo el mundo, sobre todo mi madre, que tiene 93 años, y mi tío, que tiene 96.
Para mi cumpleaños fui con mi mujer Elizabeth al Dome du Marais, un bonito restaurante en el centro de París, ubicado en un lindo edificio que una vez fue una casa de empeño. La casa de empeño, según explicaba el menú, fue erigida por Luis XIV para combatir la usura. En los días anteriores a las tarjetas de crédito, la gente podía ir a la casa de empeño, en lugar de pedir prestado a tiburones, y cubrir sus necesidades financieras.
El Marais es una parte encantadora de la ciudad: calles estrechas, edificios antiguos y pequeñas boutiques. Es mucho más cosmopolita y vanguardista que nuestro vecindario. En una mesa había un grupo de jóvenes profesionales -probablemente de finanzas-, algunos de Inglaterra, otros eran estadounidenses, asiáticos, etc. Se parecía mucho a cualquier grupo de personas que te puedes encontrar en Londres o en Nueva York. En otra mesa había una pareja que parecía escandinava o rusa, cerca de dos estadounidenses que se fueron temprano.
"No parecía París", me dijo mi mujer después. "Podría haber sido cualquier lugar".
Pero ahora dejemos los chismes y volvamos a los negocios.
El Dow Jones ha estado seis veces por encima de un nivel precio/ganancias (ratio P/E) superior a 20 durante los últimos 114 años: al comienzo del siglo XX, a finales de los años 20, a mediados de los 30 (porque las ganancias eran extremadamente bajas), en los años 60, en los 90 y dos veces en la década del año 2000. Cada vez (excepto la última) le siguió un mercado bajista, lo que condujo a las acciones a niveles más razonables.
Igualmente, el Dow Jones se ha situado por debajo del nivel de 10 veces precio/ganancias solamente tres veces durante el mismo período: entre 1915 y 1925, -otra vez- de la Gran Depresión de los años 30 hasta 1945 y por último entre 1977 y 1984. (Las fechas son aproximadas, porque los ratios PE son volátiles). Cada vez que surgía una oportunidad de compra, las acciones subían con fuerza poco después.
La "Estrategia de Trading Simplificada" no podría ser más simple. PE mayor a 20 indica vender; PE menor a 10 indica comprar. Cuando las acciones suben por encima del nivel de 20 veces ganancias, sales del mercado. Cuando caen por debajo de 10, entras. En caso contrario, no haces nada.
Si hubiera empezado a invertir en el año 1900 y, de alguna manera, viviera hoy, siguiendo la Estrategia de Trading Simplificada se hubiera evitado las peores bajadas del mercado, y aun así hubiera aprovechado los grandes mercados alcistas de los años 20, 60, 80 y 90 e incluso de la década del año 2000, dependiendo de cómo hubiera calculado el ratio de precio/ganancias. Si hubiera utilizado el ratio del Premio Nobel Shiller, hubiera estado fuera del mercado bursátil desde finales de los años 90: su CAPE (Precio/Ganancia ajustado por el ciclo económico) nunca cayó por debajo del nivel 10 durante todo este tiempo.
Fácil, ¿no? La tasa de rentabilidad con este sistema hubiera sido de lejos mejor que comprando y manteniendo las acciones, variando dependiendo de qué tipo de medida precio/ganancias hubiera utilizado para decidir cuándo entrar o salir del mercado. Pero la belleza del sistema es que no hay que ser exacto sobre ello. El sistema está diseñado para interpretar bien los grandes movimientos; los detalles prácticamente no importan.
Mi viejo amigo Stephen Jones ha estado estudiando esta cuestión esencial durante décadas y ha descubierto una manera aún mejor de determinar el verdadero valor del mercado de valores y su dirección más probable; mejor que el CAPE de Shiller y que la Q de Tobin (una relación entre el valor del mercado de un activo y su valor de reposición. Cuando es algo, el valor del mercado es alto -está caro-).
Las ganancias, según apunta, son engañosas. Éstas pueden ser infladas por tendencias no sostenibles. Eso es exactamente lo que ocurre en la actualidad; las ganancias son impulsadas por la política de crédito fácil de la Reserva Federal. Es mejor mirar a la economía en su conjunto, al PBI, para ajustar el número a las tendencias macroeconómicas que afectan a las ganancias de las empresas.
Las dos principales variables son la deuda y la demografía, y se ha demostrado que ambas influyen en el crecimiento. A medida que la deuda se incrementa y la población envejece, el crecimiento desciende. Stephen incluyó estas cifras en su modelo, y encontró que el indicador resultante era mucho más preciso que cualquier otra herramienta de predicción del mercado.
¿Qué nos dice este modelo ahora? Primero, los precios de las acciones están valorados por encima del nivel de 20 veces ganancias, considerando las ganancias propiamente normalizadas, como Shiller lo haría. Segundo, el modelo predice una rentabilidad anual de menos del 10,5% para los próximos diez años. Un consejo simple y obvio; es un buen momento para quedarse al margen del mercado.
Pero espere. Si el modelo es tan simple, seguro que el dinero inteligente lo ha visto y se da cuenta cuándo las acciones son caras y cuándo baratas. Seguro que se dan cuenta cuándo los inversores se mueven animados por la codicia y el miedo, y que frecuentemente han valorado incorrectamente el precio de las acciones.
¿Y qué pasa con todos esos tipos con doctorados en Wall Street? ¿No se dan cuenta de la sobrevaloración de las acciones? ¿No ven todo ese dinero en el suelo esperando a ser recogido? ¿No saben que puedes anticiparte al mercado siguiendo nuestra Estrategia de Trading Simplificada? ¡Claro que sí!
Próximamente en esta misma columna responderemos qué es lo que no funciona con el dinero inteligente, por qué dejan tanto dinero al alcance de inversores como nosotros y si no son tan listos después de todo.
Saludos, Bill Bonner.

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros "FinancialReckoning Day" y "Empire of Debt" que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.
FUENTE: Publicado en Inversor Global- Newsletter semanal - Enviado por mail-

El circo de Cristina se supera día a día

ImagePor Federico Tessore
El circo que armó Cristina en nuestro querido país, la Argentina, es cada vez más potente. La imaginación de la señora y su equipo no tiene límites. Semana tras semanas nos sorprenden con nuevas propuestas, algunas disparatadas, otras un poco menos, pero todas con un enorme poder para llamar la atención.
El pueblo argentino tiene entretenimiento asegurado con este Gobierno. Tal vez ésta sea la causa por la que el programa de televisión de Marcelo Tinelli este año no tenga tanto éxito. Con un show tan bien armado con Cristina como protagonista, ¿cómo hace la televisión para competir?
Es complicado hacerlo en este contexto, aún hasta para Tinelli. Mire los conejos que Cristina sacó de la galera durante los últimos días, mostrados con las propias palabras de la Presidenta:
- "Parece mentira que la gente quiera comprar autos y determinados empresarios no quieran vender"
- "Nos quieren tirar abajo la reestructuración de deuda para que el país se vuelva a endeudar"
- "Necesitamos reglas claras para alentar la inversión"
- "Esto que se ha votado en la ONU lo han logrado los habitantes de este planeta con un mismo sentido común", expresó la Jefa de Estado. La Presidenta dijo que "hemos sentado doctrina internacional en la materia, sabemos que muchos de los que se abstuvieron tienen compromisos y en cuanto a los que votaron en forma negativa les digo que necesitamos más palomas y menos buitres". Además, la mandataria señaló que la Argentina hizo "abrir los ojos" al mundo.
- La Presidenta aseguró hoy que el polo audiovisual que se construirá en la Isla Demarchi "tendrá la magnitud del Central Park" de Nueva York y confió en que se convertirá en "el símbolo de la Ciudad, por su originalidad, creatividad y colores". La mandataria precisó que el desarrollo tendrá una altura de 335 metros y será "la torre más alta de Latinoamérica", detrás del Chrysler Building y el Empire State, de Nueva York.
Pero el circo de Cristina tiene otros payasos que son muy entretenidos de escuchar. Aquí le acerco sólo algunas de sus declaraciones:
- "Todos los indicadores de pobreza e indigencia han mostrado a través de organismos multilaterales de crédito y de las Naciones Unidas, indican que por un lado la Argentina ha prácticamente erradicado los niveles de indigencia y hambre", Jorge Capitanich, Jefe de Gabinete.
- "Es insostenible decir que hay mucha más pobreza. Medir la pobreza todos los días, un pobre más, un pobre menos, no es metodológicamente muy serio", ministro de Economía, Axel Kicillof.
Recuerde que todos estos anuncios se dan en un contexto de un país que tiene un déficit fiscal que ya supera el 4% del PBI, que está desesperado por conseguir dólares, donde el 50% de la población vive del Estado. Un país con 40% anual de inflación, con su economía en recesión. Un país cerrado al mundo que está nuevamente en default, es decir, que nadie en el mundo le quiere prestar un solo dólar. Un país sin energía, desesperado de importarla de donde pueda, al precio que sea, con un vicepresidente procesado por ladrón...
Cristina y sus secuaces se divierten hablando para la tribuna mientras la Nación se destruye sin prisa pero sin pausa, mientras todo se degrada, mientras la culpa de los problemas siempre está afuera. Mientras somos atacados por todos esos países que nos odian, mientras emprendemos una lucha imaginaria contra gran parte del mundo.
Lo único triste de este circo es que algún día va a terminar y cuando termine, el final no será para nada agradable. Tendremos que, nuevamente -en menos de 15 años-afrontar la titánica tarea de reconstruir un país. Otra vez desde cero.
Ahora, a esta altura esta situación no debería preocuparnos. El desastre es un hecho, no tiene forma de no llegar, tarde o temprano. Lo que sí tendría que preocuparnos es cómo hacemos para que en el futuro otro Presidente no tenga los mismos poderes que tuvo Cristina durante los últimos 7 años.
¿Cómo se explica que un mandatario de un país puede hacer y decir tantas barbaridades? ¿Cómo puede ser que el sistema de Gobierno de un país permita tanta libertad de acción a un jefe de Estado?
Desde el momento en que un sistema político permite esto, el riesgo del desastre siempre será altísimo. Suponga que a partir de 2016 tenemos la suerte de tener un presidente más racional, que nos permita volver a crecer por algunos años nuevamente. ¿Qué nos asegura que luego de esta persona no venga otra "Cristina" que vuelva a armar un "entretenido" circo?
El mayor legado que un nuevo presidente le puede dejar a la Argentina es destruir un sistema político con tantos huecos para el abuso de los que nos gobiernan. Necesitamos controlar a nuestros políticos, armar un sistema político que no permita, nunca más, que ocurra lo que ocurrió durante los últimos años en nuestro país.
Y si los políticos no están dispuestos a dar esta discusión, como seguramente pase, será turno de los ciudadanos argentinos de impulsar este cambio. Es momento de salir del Estado de ensoñación que nos dejaron los políticos. La sociedad está como noqueada ante tanto fuego cruzado irracional.
Si seguimos cómodos en nuestras casas observando pasivamente el circo que arman nuestros políticos, nuestro futuro, el de nuestros hijos y el de nuestros nietos estará hipotecado para siempre. Es momento de actuar, los circos son divertidos, pero sólo cuando se dan debajo de una carpa.
Le deseo un excelente fin de semana y espero verlo en Colonia el jueves,
Federico Tessore
FUENTE: Publicado en Inversor Global - Newsletter semanal- enviado por mail

viernes, 12 de septiembre de 2014

La inversión bursátil en su mejor momento pese al default

Por: Eric Nesich
Luego de que el país entrara en #Default el pasado 30 de julio, la bolsa se precipitó un 10% al día siguiente. Pero la baja terminaría siendo efímera, con una suba acumulada del 6% la pasada semana; sumando esto a la recuperación de agosto, el $MERVAL se encuentra rompiendo límites históricos cada día de operaciones. El negocio inversor se concentra hoy, claramente y a pesar de la cesación de pagos, en la Bolsa de Comercio. La espiral alcista dio inicio en noviembre de 2012 con 2.200 puntos, llegando hoy a los 10.600 puntos (esto representa un 170% de suba acumulada en menos de dos años).
La paradoja subyacente: el mercado de valores se dispara en un país azotado por la inseguridad, el desempleo y la inflación. En este sentido, se percibe una apuesta al cambio político que inevitablemente llegará en 2015. Se disparan los precios de los títulos valores y de las diferentes variantes del dólar ($BLUE, $CCL.BA, #DolarMEP, etcétera). Asimismo, se destaca también el manejo de futuros y opciones (administrados con apalancamientos y cauciones bursátiles), lo cual también influye en los importantes volúmenes de negocios que se han venido manejando durante los últimos meses, principalmente en el panel líder. Debido a ello, el comportamiento alcista del mercado demostró que toda baja es oportunidad de compra, tal como ocurrió en aquella jornada aciaga de los primeros días del mes de agosto luego de declarado el default, o en junio, cuando la corte suprema estadounidense resolvió en contra del gobierno de la República Argentina.
A finales de 2015, también habrá comicios presidenciales en el país del norte. Barack Obama deberá abandonar la Oficina Oval tras dos mandatos consecutivos -cambio forzado que genera gigantescas expectativas. El mercado americano muestra coincidencias con su modesto par argentino, solo en ese aspecto: el cambio político. El Dow Jones se encuentra más rezagado que el $SP500 y el $NASDAQ, aunque ninguno de los tres ha llegado a exhibir una dinámica alcista considerable; pero ello podría suceder a partir de mediados del año próximo. Una buena alternativa para el inversor argentino que carece de acceso al mercado estadounidense es invertir en CEDEARs (certificados de depósito argentino), acciones extranjeras que cotizan en la bolsa local. Contar con activos extranjeros que se muestran influídos por la volatilidad de sus mercados de origen y por el incremento en la cotización del dólar CCL, es una alternativa interés para el inversor.
Los CEDEARs con más líquidez en el mercado argentino son dos: $AAPL (Apple) y $C (Citigroup). Se trata de activos populares entre los inversionistas locales; el caso de Apple parece comportar un auspicioso futuro alcista, teniendo en cuenta el reciente lanzamiento del iPhone 6 y su Apple Watch. Por otro lado, vale recordar que la firma paga dividendos en dólares en formato trimestral, si bien las sumas de estos dividendos se presentan módicas. Los ratios de conversión de CEDEARs para el caso de Apple están mensurados de la siguiente manera: 10 CEDEARs equivalen a una acción genuina de la compañía. Para el caso del Citi, 30 acciones equivalen a una acción genuina del banco. Estos CEDEARs destacan también por su liquidez, a diferencia de otros. Otros activos que merecen destacarse son$KO (The Coca-Cola Company) y $GOOG (Google), sólo por nombrar dos alternativas.
*Analista financiero. Lic.en Periodismo y Politologo (UBA). Escribe sobre economía, finanzas y bolsa en @elojodigital.
ENVIADO POR PUERTO FINANZAS

Poder y Verdad

Por Eduardo García Gaspar
La pregunta es importante. Más que eso, fascinante.
Un tema grave de nuestros tiempos. Un problema de atracción y gusto, de placer y gratificación.
Me refiero a eso que tienen los regímenes totalitarios y dictatoriales.
Al agrado con ellos suelen ser vistos por demasiados.
Es eso que hay en el fondo de la mente de quienes defendieron a la URSS, a la China de Mao. A los que hablan bien del régimen cubano o del venezolano. De quienes aplauden gobiernos como los de Correa y Ortega.
En resumen, la pregunta de qué tienen algunos regímenes que los hace tan atractivos a pesar de ser notablemente totalitarios y déspotas.
La pregunta debe ser más afinada. No todos los regímenes déspotas producen tanta fascinación en tantos. No la produjo, por ejemplo, Pinochet en Chile (pero sí Allende). Tampoco Franco en España, pero sí Castro en Cuba.
Esto último da una pista para responder la pregunta. Ciertos regímenes, los que fascinan y agradan a muchos, coinciden en ser clasificados como de izquierda: alta intervención económica de un gobierno que se nombra representante de los oprimidos y castiga a los opresores.
Es decir, hay una coincidencia entre el gusto por un cierto gobierno, como el venezolano o el nicaragüense, y las ideas propia de la persona. Si la manera de pensar de la persona coincide con lo que hace ese gobierno, entonces lo defenderá y apoyará. Eso que se ilustra en:
“Sean Penn, Oliver Stone y Michael Moore lloran la muerte de Chávez… ‘Lloro a un gran héroe para la mayoría de su pueblo y para aquellos que lucharon en el mundo por un lugar’, ha dicho Stone a través de su cuenta de Twitter. ‘Odiado por las clases dominantes, Hugo Chávez vivirá por siempre en la historia’, ha afirmado.” (elmundo.es/elmundo/)
No es complejo. Consiste en una defensa de las propias creencias. Si la persona A piensa más o menos lo mismo que piensa el gobierno B, ella apoyará a tal gobierno. Eso le sucede a las celebridades como ésas, a intelectuales, a la gente común, a todos en mayor o menor grado.
Y, también, le sucede a los medios. Los periodistas tenderán a ver el lado bueno de los gobernantes con cuyas ideas coinciden las suyas y estarán más inclinados a ver lo negativo de los gobernantes que tienen ideas opuestas a las suyas.
Es entendible esa simpatía personal que busca congruencia y contempla como mejor al gobierno que coincide con las opiniones personales.
Mientras que es aceptable que eso suceda, los problemas comienzan cuando la simpatía se convierte en testarudez. Una obstinación que resulta imposible de traspasar. Ni siquiera las más grandes realidades, ni los más convincentes argumentos podrán, por ejemplo, ser aceptados por quienes padecen ese emperramiento.
Entonces, puede verse una respuesta aceptable: se alaba al gobierno que tiene el suficiente poder para implantar en un cierto país las ideas que la persona tiene y eso crea un filtro mental que impide la entrada de un elemento vital, la realidad.
Scruton lo ha expresado bien en un caso particular:
“No es la verdad del Marxismo lo que explica la buena disposición de los intelectuales para creerlo, sino el poder que confiere a los intelectuales en su intento de controlar al mundo… podemos concluir que el Marxismo debe su notable poder para sobrevivir cada crítica al hecho de que no es un sistema orientado a la verdad sino un sistema de pensamiento orientado al poder”.
La dualidad es clara. El poder hace ignorar a la realidad. El poder es lo que importa, la verdad es irrelevante. Esto es lo que hace que sea casi imposible conversar con quien ha caído en ese empecinamiento.
La persona, la que sea, que tiene ciertas ideas y creencias, las que coinciden con lo que algún gobierno implanta, defenderán a ese gobierno. Es entendible, pero el problema surge cuando esa persona se deja llevar por el poder y pone de lado a la verdad, a la realidad.
¿Cuándo se llega a ese punto en el que la verdad ya no importa? No lo sé, pero me imagino que una de las cosas que lo produce es el odio a las opiniones opuestas. Una inquina tan intensa que impide hacer funcionar a la razón. Mucha de la reacción en contra de la reforma energética en México es de este tipo.
Creo que el fenómeno bien vale una segunda opinión para apuntar las situaciones en las que el poder y la verdad se separan y se vuelven enemigas. No lo son, al contrario, pero el hambre de poder trastorna las mentes. Siempre lo ha hecho.
FUENTE: Publicado  en Contrapeso.info -  http://contrapeso.info/2014/poder-y-verdad/

Mises: La inflación es el verdadero opio del pueblo.


Por Martín Krause
De “Reconstrucción Monetaria”:
La inflación y la expansión del crédito son los medios de obscurecer el hecho de que prevalece una escasez que es resultado de la Naturaleza, de las cosas materiales de que depende la satisfacción de las necesidades humanas. La tarea principal de las empresas privadas capitalistas consiste en hacer desaparecer esta escasez en el mayor grado posible y en proporcionar un nivel de vida progresivamente más elevado, a una población cada vez más numerosa. El historiador no puede dejar de registrar que el laissez-faire y el individualismo resuelto han tenido buen éxito hasta un grado sin precedente en sus esfuerzos tendientes a proveer al hombre común y corriente, cada vez con mayor amplitud, de alimento, alojamiento y otras comodidades que solicita. Pero por notables que sean estos adelantos, siempre existirá un límite estricto a la cantidad que puede consumirse sin reducir el capital disponible para continuar el proceso de producción y, aún más, para ampliarlo.
En épocas pasadas, los reformadores sociales creían que todo lo que se necesitaba a fin de mejorar las condiciones materiales de las capas inferiores de la sociedad era confiscar el excedente de los ricos y distribuirlo entre quienes tenían menos. La falsedad de esta fórmula, no obstante el hecho de que aún constituye el principio ideológico que inspira los impuestos de nuestros días, ya no se discute por ningún hombre razonable. No hay para qué hacer hincapié en la circunstancia de que semejante distribución únicamente agregará una cantidad insignificante a los ingresos de la inmensa mayoría. El punto fundamental estriba en que el monto total de la producción en una nación o en todo el mundo, en un período determinado de tiempo, no representa una magnitud independiente del modo de organización económica de la sociedad. La amenaza de verse privado mediante la confiscación, de una parte considerable o inclusive de la mayor parte del producto de la actividad que desarrolla uno, hace que afloje el esfuerzo del individuo por enriquecerse y resulta, consiguientemente, en la disminución del producto nacional. Hubo un tiempo en que los socialistas marxistas se solazaban con ensueños acerca del fabuloso incremento en la riqueza que era de esperarse del modo socialista de la producción. La verdad es que cada quebrantamiento del derecho de propiedad y cada restricción a la empresa libre menoscaban la productividad del trabajo. Una de las preocupaciones primordiales de todos los partidos hostiles a la libertad económica tiende a impedir que los votantes sepan esto. Sería imposible a las diversas variedades de socialismo e intervencionismo mantener su popularidad si la gente descubriera que las medidas cuya adopción se aclama como conquistas sociales, restringen la producción y tienden a la desacumulación del capital. Ocultar estos hechos al público es uno de los servicios que la inflación presta a la llamada política progresista. La inflación es el verdadero opio del pueblo, que se administra a éste por los gobiernos y partidos anticapitalistas.

Martín Krause es profesor de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Tiene publicados varios libros: El cuento de la economíaEn defensa de los más necesitados, Proyectos por una sociedad abierta en conjunto con Alberto Benegas Lynch (h), yDemocracia directa en conjunto con Margarita Molteni; capítulos de libros y numerosos artículos en revistas académicas y en periódicos de toda América. En 1998 resultó electo por concurso Profesor Titular de Economía de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Se ha desempeñado como Rector en ESEADE
FUENTE: PUBLICADO EN  Universidad Francisco de Marroquín - El Foro y el Bazar http://bazar.ufm.edu/mises-la-inflacion-es-el-verdadero-opio-del-pueblo/#sthash.EzVefkk0.W3Cecx8K.dpuf

jueves, 11 de septiembre de 2014

La Brújula N°22 - Edición Especial: Medio Oriente y Geopolítica Argentina

Publicado el 11/09/2014 Pablo J. Davoli conductor del programa presenta a jóvenes del centro de estudios políticos y estratégicos de la nueva Argentina, Analizaron la situación geopolítica de medio oriente y Argentina.
ENVIADO POR EL CANAL TLV1- Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Conferencia "Argentina, desafíos y oportunidades": Javier Milei

Publicado el 07/09/2014 Lanzamiento del Ciclo "Argentina, desafíos y oportunidades" con la presentación del libro "Política Económíca a Contrarreloj", con la participación del co-autor del libro Javier Milei (Economista UTDT), Osvaldo Meloni (Doctor en Economía Universidad de San Andres) y Ricardo Lopez Murphy (Ex ministro de economía de la Nación).
FUENTE:  YouTube https://www.youtube.com/watch?v=FqAEtzKjmuU

El Espejo N°25 - La Inseguridad crece día a día

Publicado el 08/09/2014 Los políticos dicen tener un plan que no tienen, por ello invitamos a Juan Aníbal Gómez de “Red de Amparo” organización que viene trabajando por la seguridad ciudadana, lleva ya organizadas más de 79 Marchas por la Inseguridad, incluyendo las Mega marchas, del 13 S y 8 N en su bastión de concentración de Callao y Santa Fé, hoy coordina la acción en más de 82 ciudades, trabajando en la Prevención del Delito, como en la lucha por los Derechos de las Víctimas de la Inseguridad, toda una organización que trabaja por y para La gente. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL CANAL TLV1 - Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

Mercado laboral ¿Cuántos trabajadores cobran por debajo del salario mínimo?

Por Jorge Paz* 
Un análisis estadístico a cargo del investigador Jorge Paz. ¿Cuántos trabajadores cobran por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, y cuál es la situación en cada Provincia?
Si los trabajadores de un mercado laboral cualquiera cobraran mucho más que el salario mínimo, esta institución carecería del sentido para el cual fue creada. De suceder esto, el salario mínimo “haría agua”, para significar con ello que fracasaría o, al menos, presentaría síntomas de fracaso. Sería equivalente a fijar un precio máximo por encima del valor que despeja el mercado. Un disparate. El salario mínimo, además de ser una de las instituciones más antiguas del mercado de trabajo de los países del mundo (más del 90% de los países tiene legislación sobre este tema), es un instrumento de política pública, uno de cuyos objetivos es la fijación de un piso de negociación de remuneraciones entre los actores principales que confluyen en una negociación salarial: el trabajador, la empresa y el Estado.
En la Argentina, el nivel de Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) ha seguido una evolución muy particular, que ciertamente se relaciona con la historia económica del país. Sólo basta mirar lo que ha sucedido desde 1993 hasta la fecha (ver datos).
Pero, ¿para qué sirve el SMVM? ¿Qué sentido tiene la actualización de su valor? El Convenio 131 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desarrolla los criterios que deben ser considerados a la hora de fijar y ajustar el salario mínimo: las necesidades de los trabajadores y de sus familias, al igual que factores como los requerimientos del desarrollo económico, niveles de productividad y alcanzar altos niveles de empleo. Como se verá enseguidatambién puede ser usado para identificar trabajadores en situación crítica y enfocar la política pública, aunque raramente se hace eso.
¿La “inmensa mayoría” cobra más que un SMVM?
Se aprenden muchas cosas convirtiendo las afirmaciones de funcionarios y políticos en general, en interrogantes. Sobre el tema de esta nota, la presidenta Cristina Fernández dijo: “La cifra de este salario mínimo, vital y móvil, que bueno es recordarlo, no es tampoco el salario mínimo vital y móvil de los registrados; es el mínimo, vital y móvil de cualquier empleado registrado, ni ninguno que no lo estuviera debería cobrar menos de esto. Lo seguro es que ninguno de los registrados lo hace, y más seguro aún es que la inmensa mayoría de los no registrados cobra mucho más que los 4.716 pesos”.
Ciertamente hay elementos completamente claros y lógicos: ningún trabajador registrado debería cobrar menos de ese mínimo. Pero veamos primero si eso es “seguro”, para luego analizar si “la inmensa mayoría de los registrados cobra mucho más que los 4.716 pesos”. Explorando en la situación de fines del año pasado, momento en que el SMVM alcanzaba los $3.300, la situación era la siguiente: a) el 26,3% de los trabajadores cobraba menos que un salario mínimo; b) de cada 100 asalariados a tiempo completo que cobraba menos que un SMVM, 36 estaban registrados en la seguridad social.
Estos hechos ponen al descubierto que una proporción no menor de los asalariados registrados full time en la Argentina se encuentran en la situación en que la Presidenta dice que “no es tampoco el salario mínimo vital y móvil de los registrados”. Pero son los no registrados los que efectivamente se llevan la peor parte de la historia. Las cifras de fines de 2013 muestran que de 100 asalariados que conforman este grupo, 58 cobran menos que el SMVM. Estos es, la gran mayoría de ese conjunto.
Todo lo anterior permite advertir que la proporción de los trabajadores argentinos que percibe una remuneración menor al SMVM no sólo es elevada, sino que es altamente variable entre grupos. Una primera fuente de diferencia se encuentra entre jurisdicciones del país: mientras que el 57% de los trabajadores de Santiago del Estero cobran menos que un SMVM, la cifra se ubica por debajo del 4% en Tierra del Fuego.
Pero quizás las brechas más importantes sean las que se observan entre grupos definidos por la edad, el género, la educación y el tamaño de la empresa en la que trabajan los ocupados. Esa “inmensa mayoría” de trabajadores que recibe mensualmente menos que un salario mínimo es mucho más inmensa entre los jóvenes, los que tienen menos educación, las mujeres y los que trabajan en empresas más pequeñas. Es decir, entre los “incluidos” que están “menos incluidos”; entre aquellos que, quiérase o no, están todavía fuera de la historia. A pesar de todo.
* Economista, investigador del Conicet y del IELDE.
FUENTE: PUBLICADO EN CHEQUEADO.Com - http://www.chequeado.com/el-explicador/2163-icuantos-trabajadores-cobran-por-debajo-del-salario-minimo.html

Confirmado 7 meses después: el Estado nacional cerró 2013 con un déficit de $ 85.058 millones

Tal como anticipó este medio en febrero, la Nación culminó el año pasado con un resultado financiero negativo que superó unas 169 veces el superávit previsto. Se gastaron $ 122.222 millones más de lo presupuestado; el 30% fue financiado con ingresos extra y el resto se completó con deuda intra-sector público y emisión monetaria. Especial El Auditor.info.
Antes de comenzar, es necesaria una fe de erratas: estimados lectores, la redacción de El Auditor.info desea pedirles las más sinceras disculpas por un dato erróneo que figuró en una nota publicada el 12 de febrero de este año; en aquella oportunidad, se afirmó que el Estado nacional había cerrado el ejercicio 2013 con un déficit de $ 85.928 millones. Aunque, pensándolo bien, tal vez no fue tan desatinado nuestro cálculo. La semana pasada se conoció la Cuenta de Inversión (que es ni más ni menos que la rendición de cómo se ejecutó el presupuesto del año pasado), el resultado financiero negativo ascendió a $ 85.058 millones.
Esto quiere decir que, tras siete meses de espera, llegó la información oficial: este medio falló por $ 870 millones. Recordemos que pocos días después de nuestra publicación, desde las más altas líneas del Estado nacional salieron a retrucar el dato y dijeron que el rojo fiscal no superaba los $22.000 millones.
Dicho esto, se agrega que la Cuenta de Inversión 2013 también confirmó que los gastos crecieron más que los ingresos, y así quedó conformado un déficit que casi duplica al rojo registrado en 2012 (que fue de $ 44.183 millones).
En detalle
Cuando se aprobó el presupuesto del año pasado, los Recursos Totales habían sido estimados en $ 629.217 millones, pero finalmente se supo que ingresaron al Estado por todo concepto unos $ 665.877 millones, es decir un 5% más de lo previsto.
Por otra parte, al inicio del ejercicio se proyectaban Gastos Totales por $ 628.713 millones, un monto que terminó trepando (mediante modificaciones presupuestarias que no fueron consultadas al Congreso) hasta alcanzar los $ 750.935 millones, o sea un 19% por encima de lo que estaba calculado.
De estas distintas performances pueden hacerse, por lo menos, dos lecturas. En primer lugar, el Presupuesto 2013 preveía un superávit de $ 504 millones, pero el déficit conseguido superó unas 169 veces esa cifra.
Y en segundo, se ejecutaron $ 122.222 millones más de lo previsto en concepto de Gastos Totales. En ese sentido, la Cuenta de Inversión indica que solamente el 29,99% de ese monto fue financiado con ingresos extra: puntualmente, aquellos $ 36.660 millones de más que se recaudaron por el ítem Recursos Totales.
¿Y el resto? Para sostener este crecimiento de los desembolsos, la Nación apeló a dos herramientas. Por un lado, profundizó lo que se conoce como deuda intra-sector público: se trata de pedirle adelantos transitorios al Banco Central de la República Argentina (BCRA), y echar mano a otras fuentes de financiamiento interno, como los fondos excedentes del ANSES, los préstamos del Banco Nación y otros mecanismos del propio BCRA, principalmente la colocación de Letras Intransferibles en compensación por el uso de Reservas (más detalles). Por otra parte, el Estado también intensificó la emisión monetaria.
Volcar la balanza
Al analizar el cuadro general expresado en la Cuenta de Inversión 2013, es posible determinar cuál fue el ítem que terminó volcando la balanza hacia el déficit en cuestión.
Es que si se comparan solamente los Ingresos Corrientes (por ejemplo recaudación de impuestos) con los Gastos Corrientes (desembolsos operativos, pago de sueldos, compra de insumos), se obtendría superávit.
Puntualmente, el año pasado el concepto Ingresos Corrientes ascendió a $ 664.527 millones, mientras que los Gastos Corrientes alcanzaron los $ 655.673 millones, lo que arroja, en el llamado Resultado Económico Ahorro/Desahorro, un saldo positivo de $ 8.854 millones.
Pero la cosa no queda ahí. Para arribar a cifras globales, debe añadirse a estos datos la diferencia entre los Recursos de Capital (por ejemplo el dinero que entra por venta de activos reales) y los Gastos de Capital, que es un concepto conformado por transferencias a provincias y municipios, e inversiones financieras).
Aquí está la clave: es que el Estado percibió solamente unos $ 1.349 millones en Recursos de Capital, pero por Gastos de Capital se desembolsaron $ 95.261 millones.
FUENTE: PUBLICADO EN ELAUDITOR.INFO - http://www.elauditor.info/posts/show/6120

martes, 9 de septiembre de 2014

Lo que esconde la Gran Manzana

ImagePor Diego Martínez Burzaco
Reportando desde Nueva York, Estados Unidos
El domingo arribé a Nueva York y debo confesar que fue un día frenético.
El objetivo principal de mi visita a esta gran ciudad es el de participar de la décima edición del prestigioso Congreso de Inversiones de Valor durante dos días, gracias a una invitación de mi colega y amigo Chris Mayer, uno de los más prestigiosos editores de Agora Financial en Estados Unidos.
Se trata de una experiencia invalorable que, de paso, me permitirá dar los últimos toques a mi presentación sobre inversiones que daré el próximo fin de semana en nuestra Conferencia Anual de Inversiones de IG que se celebrará en Colonia, Uruguay, entre el 18 y 20 de septiembre.
Estoy convencido que del actual Congreso al que estoy asistiendo me traeré ideas de inversión concretas para presentarles a ustedes a lo largo del tiempo.
Pero a decir verdad no hace falta a esperar la conclusión de este evento para comenzar a transmitirles algunos conceptos de inversión que ya fui asimilando en el poco tiempo que llevo en la ciudad.
Como les mencioné anteriormente, mi día de arribo fue sencillamente agotador. Tras volar, con escala previa en San Pablo, alrededor de 14 horas, me decidí aprovechar lo máximo posible el único día libre que tenía en la ciudad.
Porque caminar, observar y escuchar a la gente es una de las mejores formas de nutrirse de información fidedigna para tratar de establecer en qué andan algunas de las principales empresas con presencia global que cotizan en el enorme mercado de este país.
Si bien la situación puntual que pueda suscitarse en Manhattan no es representativa de lo que ocurre con una compañía en el resto del mundo, muchas veces sabemos que Nueva York, al ser una de las ciudad más cosmopolitas del planeta, puede actuar como disparador de tendencias en los negocios de ciertas firmas a gran escala.
Y bajo esta órbita es que examiné lo que estaba ocurriendo.
Mi primera visita por la mañana fue al MeatPacking District, una zona portuaria reconvertida en grandes paseos turísticos con gran afluencia de visitantes. El paseo emblema es el que se lo conoce como Chelsea Market.
Les dejo una foto a continuación:

A tan sólo metros de allí se encontraba un Apple Store. Y allí la primera conclusión importante sobre la empresa de la manzanita.
Si bien es cierto que en el lugar había una gran cantidad de personas, en la hora que estuve en ese local ví que se concretaron pocas ventas y que, por el contrario, la mayoría de las personas presentes buscaban soporte técnico para los dispositivos comprados anteriormente.
Es cierto que los fanáticos de los productos Apple (NASDAQ: AAPL) están a la expectativa del anuncio de nuevos dispositivos previstos para hoy, 9 de septiembre, pero eso no quita lo extraño que me pareció ver tanta gente buscando soluciones a problemas que tenían con sus dispositivos.
Sin ir más lejos, yo era uno de ellos. Y al no poder haber resuelto el problema, me dieron un teléfono celular completamente nuevo sin costo.
Las preguntas que me hago a continuación son:
¿No estará Apple desatendiendo la calidad de sus productos? ¿Cuál es el costo que afronta la compañía al verificarse tantos conflictos con sus dispositivos? ¿La competencia está en un momento único para arrebatarle más participación de mercado?
Dudas, señales confusas, y más dudas.
Signo de atención para la empresa de la manzanita.
Proseguí con mi paseo. Me dirigí hacia los Villages, uno de los barrios más exclusivos de la ciudad. En el transcurso caminé unas 15 cuadras y me tomé el ejercicio de contar cuantos locales de Starbucks (NASDAQ: SBUX) veía durante el trayecto.
Fueron siete, a razón de 1 cada dos cuadras. La gran mayoría, vacíos de gente. Es probable que haya influido en algo el hecho de que era un caluroso día domingo. Pero también es cierto que me pareció un tanto obscena la cantidad de cafeterías que había de la cadena.
A diferencia de lo que me ocurrió casi dos años atrás, cuando tuve la oportunidad de venir a Nueva York y ver que el negocio de Starbucks florecía, hoy creo que ha perdido protagonismo en Estados Unidos.
Y de allí se entiende el por qué la compañía invierte cada vez más dinero para posicionarse y ganar mercado puertas afuera del país. Sin embargo, afianzarse en algunos países no será fácil, porque la competencia pisa fuerte y porque la fortaleza del dólar contra las monedas globales quita atractivo en el corto plazo.
Los inversores perciben estos riesgos. La acción muestra una magra performance en lo que va del año, de -0,6% al cierre del viernes.
Quien sí realmente está en una situación muy preocupante es la cadena de comida rápida McDonald's (NYSE: MCD). En mi trayecto he visto locales y más locales de la M amarilla completamente vacíos. Desolados, desatendidos.
Ni el mismísimo McDonald's del Times Square estaba con mucha afluencia de público. Y eso que se trata de una de las zonas más interesantes para los turistas.

A lo problemas internos que enfrenta la firma se le adicionan los problemas externos, donde pierde terreno en Asia principalmente a manos de otras cadenas de comida rápida. Por tal razón no me sorprende que la acción acumule una caída de 4% en el año en contraste con la suba de más de 8% del S&P 500.
Y cuando hablo de otras cadenas de fast food que han sabido quitarle mercado a McDonald's estoy haciendo alusión de manera explícita a Chipotle Mexican Grill (NYSE: CMG). Durante el fin de mi día libre he visto no tantos locales de esta cadena, apenas unos tres, pero me alcanzó para entender por qué la acción trepa más de 27% en el año: la gente se agolpaba afuera de estas tiendas.
El éxito de Chipotle se percibe, también, con mucha fuerza en Asia. Y sus perspectivas a futuro permanecen intactas. Calidad de servicio, buen precio y ausencia de sobreabundancia de locales son pilares fundamentales para explicar su crecimiento.
Como vemos, un día de paseo en Manhattan no sólo sirve para disfrutar la ciudad, sino para entender y descifrar algunas de las tendencias que pueden venir.
Repasamos casos exitosos (CMG), casos expectantes (AAPL y SBUX) y casos que agonizan (MCD). Para aquellas empresas que buscan afianzar estrategias de crecimiento puertas afuera de los Estados Unidos, a los desafíos comunes de amoldarse a las distintas idiosincrasias de las nuevas sociedades se le adiciona el de un dólar que pisa fuerte en el mundo (lo que hace menos atractivo generar ingresos fuera de Estados Unidos).
Mientras tanto, Wall Street sigue envuelto en la felicidad y algarabía que provocan más de cinco años de bull market.
Hasta a él se lo ve más feliz, ¿no?

A su lado en los mercados. Diego Martínez Burzaco.
FUENTE: Publicado en Inversor Global - Newsletter semanal -enviado por mail

¡¿Nadie se va a hacer esta pregunta?!

ImagePor Ignacio Ros
Abro el diario y me abrumo. Así de fácil. Números de inflación, datos de la devaluación que ponen a la situación cambiaria al rojo y una actividad (otro pilar del modelo K) que no reacciona ante el desfibrilador de la inyección monetaria.
El Banco Central propone la receta de un swap de monedas con China por US$ 11.000 y resucita la alternativa de que los bancos reduzcan sus posiciones en dólares. Ya en febrero se había ensayado la estrategia -no sin éxito- llevando este nivel del 50% al 30%. Ahora se irá más allá, rebajándola al 20%.
No hace falta ser un avezado economista para entender que por práctico que sea el parche, tiene su límite.
Siendo un modelo económico que encuentra en el consumo uno de sus pilares, el cuadro que sigue nos describe un giro abrupto en la película.
Así las cosas, la consultora especializada Analytica describe de esta forma la situación:
Ya a fines del año pasado, ante el importante incremento en la salida de capitales, el propio INDEC marcó una fuerte desaceleración del consumo. De crecer al 5,6% interanual en los primeros tres trimestres, terminó el año con un alza de apenas el 0,4% i.a. debido al menor dinamismo del mercado laboral, el deterioro de las expectativas y la aceleración en los precios minoristas. El arranque de 2014 no hizo otra cosa que afianzar esta tendencia, agravada por la aceleración de la inflación, suba en las tasas de interés y notable empeoramiento del mercado de trabajo con el doble efecto de destrucción de puestos de trabajo con caída del salario real.
(...)
La recesión de este año (y probablemente del próximo) tendrá al consumo como principal protagonista. La inflación por encima del 40% es una barrera difícil de eludir para una economía que ya destruye empleos y en la que los salarios irán perdiendo cada vez más poder adquisitivo. Todo indica que en los próximos trimestres la caída del consumo será mayor.
Hasta ahí el cuadro de situación y un Gobierno que responde con leyes de abastecimiento (no sin encrespar al empresariado) y planes ProCreAuto para todos y todas, para apuntalar al sector automotriz.
Una invitación al debate
No critico la aspirina para el dolor de cabeza, pero propongo investigar las raíces de la cefalea.
Con Macri prometiendo bajar el impuesto a las Ganancias y una inflación al 9% (un mimo a la clase media) y otros sectores ensayando sus estrategias para reducir la brecha cambiaria y posteriormente eliminar el cepo cambiario, ¿alguien está pensando en la Argentina de los próximos 20 años?
"¡Tenemos cosas más urgentes!", se van a apurar a decir los fatalistas de siempre.
Por supuesto que sí, pero tenemos una oportunidad única.
La Argentina, siempre fue una potencia alimentaria y hoy se encuentra en una posición inmejorable para hacer gala de esa virtud. No lo voy a marear con números complejos. Sólo le pido que mire el gráfico que sigue:
El mundo no detiene su crecimiento. Se suman bocas en cada rincón del globo. No nos quedemos en la chiquita de si la soja cayó hoy o si despega la semana que viene.
Veamos la película y decidamos nuestro rol. Si no nos proponemos a alimentarlos nosotros, otro vendrá y tomará nuestro lugar con gusto.
Tomemos el ejemplo de la soja. Un análisis de la Bolsa rosarina, elaborado por la economista Florencia Matteo, advierte no sólo que este año el complejo sojero reportará una liquidación de divisas por US$ 30.000 millones, por encima de las US$ 27.5000 millones de Brasil; sino que además poseemos una capacidad teórica de procesamiento mayor que del otro líder exportador de la oleaginosa que tiene la región: "alrededor de 68 millones de toneladas por año, contra 45,5 millones de capacidad instalada brasileña".
El informe agrega que "Argentina procesa 67% de su producción de soja, mientras que Brasil 43".
A qué voy con esto. Aunque a algunos les parezca sólo un yuyo, existe un know howdetrás que el país tiene y que lo pone en mejor posición que otros competidores mundiales. Si queremos hacerlo prevalecer y no venderlo, como algunos protagonistas del sector ya lo están haciendo, habrá que repensar la estrategia.
¿Las retenciones son el mejor esquema impositivo para este sector o existe uno que lo vuelva más competitivo sin perjudicar la recaudación del país?
¿La política cambiaria está acompañando?
Le hablo de la soja como puedo hablarle de otros sectores. No sólo pensando en la cantidad de gente que el mundo agrega cada segundo, sino también en el posicionamiento de ciertos países. China ya no crece a tasas de dos dígitos, pero lo hace por encima del 7%. Eso significa que miles de chinos se suman a la clase media este año y el que sigue.
Cuando esto sucede, la lógica indica que se aumenta el consumo de proteína. En definitiva, mejoran sus condiciones y comienzan a comer más carne.
En 2005 éramos el tercer exportador de carne con 771.000. Hoy vendemos menos que Paraguay y empezamos a vender los vientres (productoras). Incluso Uruguay conquistó mercados clave como el estadounidense y el mexicano, en los que antes la carne local reinaba.
Políticas de precios, trabas a las exportaciones, dificultades para liquidar a un dólar competitivo y otras peleas de categoría pluma quitaron dinamismo a un sector que nunca necesitó de demasiada ayuda para imponerse.
Muchas de las preguntas que nos hacemos en el día a día se responderán si primero sabemos qué Argentina queremos para los próximos 20 años.
Lo invito a reflexionarlo.
Saludos, Ignacio.
 FUENTE: Publicado en Inversor Global - Newsletter semanal - enviado por mail

lunes, 8 de septiembre de 2014

LA POBREZA

Foto del perfil de María Celsa Rodríguez (tú)Por María Celsa Rodríguez
El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich dijo en "la sesión informativa de la Cámara de Diputados" que: "la República Argentina prácticamente ha erradicado los niveles de indigencia y hambre". Quizás sea solo un deseo del gobierno, pero la realidad hecha por tierra las afirmaciones del Ministro. Es más,  la Universidad Católica Argentina (UCA), establece que" la   tasa  de pobreza se encuentra entre el 5,1 y el 5,5% de la población."
Recordemos que Capitanich fue gobernador del Chaco por dos períodos y estando en pleno mandato de su segundo período, aceptó el cargo de Jefe de Gabinete. Sin embargo, aún como gobernador no pudo erradicar la pobreza de su provincia. En dicha provincia, de acuerdo al " último Índice Barrial de Precios (IBP), que desde 2007 elabora el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), indica que, al 30 de junio de este año, 40,3% de los chaqueños estaban bajo la línea de pobreza (subsisten con menos de 5670 pesos mensuales por familia tipo de cuatro miembros), y 17,2% bajo la línea de indigencia [ viven con] (menos de $ 2497)".

Pero... ¿Porque hay pobreza?
 "La pobreza significa un crecimiento económico insuficiente". Es decir, no disponer de los medios o bienes suficientes para satisfacer las necesidades vitales.
Si bien no podemos hablar de pobreza absoluta, ya que está sería muy difícil de encontrar, pero si podemos hablar de pobreza relativa. Al respecto Adam  Smith escribió  en "La riqueza de las Naciones": “por mercancías necesarias entiendo no sólo las indispensables para el sustento de la vida, sino todas aquellas cuya carencia es, según las costumbres de un país, algo indecoroso entre las personas de buena reputación, aun entre las de clase inferior. En rigor, una camisa de lino no es necesaria para vivir. Los griegos y los romanos vivieron de una manera muy confortable a pesar de que no conocieron el lino. Pero en nuestros días, en la mayor parte de Europa, un honrado jornalero se avergonzaría si tuviera que presentarse en público sin una camisa de lino. Su falta denotaría ese deshonroso grado de pobreza al que se presume que nadie podría caer sino a causa de una conducta en extremo disipada".[1]
Al respecto Rosa María  Olvera Gómez, dice que: "en 1994 se consideró a la pobreza como la mayor amenaza a la estabilidad política, la cohesión social  y la salud ambiental del planeta. Las estrategias de reducción de pobreza  debía abarcar ciertamente  todos los aspectos de la política nacional"[2]

Según el Programa de las Naciones Unidas  para el Desarrollo de 1990, hay tres tipos de pobres:
1) "los pobres crónicos que se encuentran al margen de la sociedad y constantemente  sufren privaciones externas"
2) " los pobres de la línea límite, que son ocasionalmente pobres, tal como los desempleados estacionales"
3)" los nuevos pobres  que son aquellas víctimas directas del ajuste estructural de los años 80', como por ejemplo: los funcionarios  públicos y trabajadores industriales despedidos" Y las víctimas de las crisis económicas.
Como se ve, el primero está describiendo la "situación de pobreza" y los otros dos, se están refiriendo a las "posibles causas de la pobreza". Es decir, estaríamos hablando de "desempleo y las crisis económicas, y ambos derivan   de una falta de ingreso".

El informe de 1991, dice que los pobres al tener " bajos ingresos" tienen " menos capacidad  para satisfacer sus necesidades básicas", como: alimentación, salud y vivienda. Ya que "la pobreza  es entendida  como la privación de las capacidades humanas esenciales".
Si bien todos somos pobres de algo, carecemos de ciertos bienes, de ciertos talentos, de ciertas virtudes. Como dijo Alberto Benegas Lynch (h): "Todos somos pobres o ricos según con quien nos comparemos. Por otra parte, es menester subrayar que la condición natural del ser humano es la pobreza, la hambruna, la peste y la mortandad prematura. Para pasar de esa situación a una de menor pobreza o mayor riqueza se requieren esfuerzos en un contexto de marcos institucionales civilizados que, ante todo, respeten los derechos de cada uno. Los salarios e ingresos en términos reales dependen exclusivamente de la estructura de capital, es decir, de maquinarias y herramientas, equipos e instalaciones, combinaciones de conocimiento con recursos naturales que hagan de apoyo logístico para aumentar la productividad del trabajo. Si miramos el mapa del mundo observaremos que allí donde los salarios son más bajos es porque la estructura de capital es más reducida y los salarios son más altos allí donde la inversión per capita es mayor... En una sociedad abierta, la distribución de ingresos operará conforme a la capacidad de cada cual para servir los deseos y preferencias de su prójimo. Para poder incrementar su patrimonio, el empresario no tiene más remedio que servir a los demás, ya se trate de la venta de equipos electrónicos, ballenitas o chocolates... Si nosotros mismos nos mudáramos a un país más pobre, aun realizando las mismas tareas, obtendríamos un ingreso menor puesto que la estructura de capital es también más reducida. Si se pretendiera redistribuir ingresos coactivamente, esto implicaría que el gobierno, por la fuerza, volvería a distribuir en direcciones distintas lo que ya había distribuido el mercado, lo cual, a su vez, significa una mal asignación de recursos que consume capital y reduce salarios"[3]

Un país con marcado intervencionismo  como el nuestro y sumado a lo que piensa Wilheim Ropke, cuenta con dos dos canceres que destruyen la economía y la sociedad: "el avance insostenible del estado de beneficiencia o benefactor y la erosión del valor del dinero, lo que se  denomina inflación reptante"[4]
Pero, ¿que pasa cuando es el  gobierno el que no entra en razones y sigue agudizando el problema, echando mas combustible sobre el incendio? Porque pensar que el estado benefactor  solucionará o reducirá los índices de pobreza es totalmente  engañoso.  Ya que "se comporta como un elefante en un bazar" dice Benegas Lynch(h)

"Hemos tenido una fuerte reducción de la pobreza estructural medida por necesidades básicas insatisfechas" dijo el Ministro Capitanich. Entonces nos preguntamos: ¿cuales son las causales de la pobreza estructural?
Ragnar Nurkse escribió en 1960:  "la causalidad  no se mueve en líneas rectas sino en círculos que se interceptan... y puede ser explicada por la baja productividad  y el débil crecimiento económico"  Esta es la causa de la pobreza estructural de un país. Pero es  Adam Smith el más claro:" la variable clave por la que no se desarrollan los mercados - y no se incrementan los ingresos- de los países insuficientemente desarrollados, es la baja productividad, que a su vez obedece a la falta de capital real y a la falta de estímulos de inversión". Así Nurkse "popularizó la noción del circulo vicioso de la pobreza  destacando como la relación circular aflige la acumulación del capital"[5]
Quitar a los que trabajan y producen para dar al que nada hace, no es  razonable, ya que el círculo de la pobreza se hará más grande. Solo se tejen clientelismo sometido y desgano  a hacerse dinámico, productivo y emprendedor, para convertirse así, en una pesada carga que repercute en todo.

A  lo largo de la historia, la pobreza  fue vista de distintas maneras:
1) como un problema estructural,
2) como un problema cultural y
3) como un problema moralista. Este último es el caso de los griegos, que consideraban  pobre al que no podía salir a la calle por sentir vergüenza. Luego se la vio como un problema individual en donde estaban etiquetados aquellos que por nacer débiles eran destinados a ser pobres. Y se lo relacionaban con el abandono, alguna enfermedad crónica, vicios, incapacidades físicas o psíquicas o la vejez.
Después se dieron cuenta que la pobreza no era una cuestión focalizada en los problemas individuales de las personas, ni tenía que ver con sus debilidades,  sino que era consecuencia de la economía de un país.

En el año 1949 el Presidente de los E.E.U.U. Harry Truman dijo en un discurso, que el problema de la pobreza era el subdesarrollo, ya que aquellos países que se encontraban en esa condición eran presa fácil para el socialismo. Y los populismo latinoamericanos le dan razón, ya que los gobernantes se enriquecen a costa de la pobreza de sus pueblos.

Adam Smith escribió: " el carácter prudente, equitativo, diligente, resuelto y sobrio promete prosperidad y satisfacción tanto para la persona como para todos los que están en relación con ella"[6]  y estas cualidades no las he encontrado en ninguno de nuestros gobernantes.

________________
Referencias:
[1] Adam Smith " Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones". Edición 1997
[2] Rosa María Olvera Gómez "Una mirada al concepto de pobreza"
[3] Alberto Benegas Lynch (h) " Análisis económico de la pobreza"
[4] Wilheim Ropke "El Estado benefactor e inflación  crónica"
[5] Francisco Verdera V "La pobreza estructural"
[6] Adam Smith "La teoría de los sentimientos morales"

PUBLICADO EN HORA DE OPINIÓN  http://www.horadeopinion.com.ar/index.php/hdo-opinion/hora-de-opinion/maria-rodriguez/12254-la-pobreza
PUBLICADO EN DIARIO DE PIGAFETA - http://www.diariodepigafeta.com.ar/ampliada.php?cual=locales&id=5227
PUBLICADO EN PREGON AGROPECUARIO - http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=5638

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG